Un pastel de hojaldre, dulce y sabroso
Hojaldre Rana
Los jugos de la carne y la farsa nos sorprenderán

Opcionalmente, podéis utilizar como ingrediente un queso cremoso
Relleno de pavo con su farsa
Farsa de frutos secos variados y manzana reineta
Queso cremoso Camembert


La segunda opción o propuesta culinaria para participar en el concurso ¡Aprovéchame ! de mi querida compañera Laura (Laube) del blog ¡ Sano y de rechupete!, es este sencillo pastel de hojaldre de pavo relleno para reciclar o aprovechar los restos de pavo asado y la farsa de frutos secos y manzana reineta que nos habían sobrado de la cena de fin de año.Tengo que confesaros que sólo he utilizado una lámina de hojaldre de la marca RANA, pero ha sido por casualidad, dado que desconocía que en su envase, sólo viene una lámina circular, de ahí, la “anécdota” de este plato, dado que la otra lámina se quedó en el congelador de de mi querida suegra Ángeles.

Ingredientes:

Una o dos láminas de hojaldre de la marca RANA.
Restos de pavo asado relleno de frutos secos y manzana reineta.
Queso del país cremoso o como en esta ocasión, queso Camembert.
Un huevo casero.

Preparación:

1.-Decongelamos en el frigorífico con dos días de antelación el pavo asado, y la farsa.
2.-Extendemos una lámina de hojaldre de la marca RANA, y comenzamos a distribuir sobre ella, el pavo en trocitos, y la sabrosa y dulce farsa.
3.-Añadimos opcionalmente trocitos de queso Camembert, repartiéndolos encima de nuestros ingredientes.
4.-Cubrimos con la mitad de la lámina de hojaldre–pinchamos la pasta– a nuestro ingredientes, formando una empanadilla, no necesariamente de Móstoles.
5.-Batimos un huevo, y con un pincel extendemos un poquito sobre la parte superior del hojaldre para que quede doradito y con un bonito color.
6.-Precalentamos el horno a 160º C grados con función turbo activada, e introducimos sobre una lámina de papel de hornear situado en una bandeja, a nuestra empanadilla durante unos 20 minutos.
7.-Transcurridos los veinte minutos, apagaremos el horno, y dejaremos reposando un par de minutos más el hojaldre para comenzar a servir a nuestros comensales.

Estoy de acuerdo con Laura (Laube) en que no debemos despilfarrar nuestros alimentos, sobre todo, en estos tiempos de crisis económica en donde las economías de un gran número de familias españolas padecemos–unos más que otros– las consecuencias de una difícil situación política, social y económica inestable en nuestro país.

Lauriña, cuando se comparte se gana querida compañera de camino, así que como buen alumno, aquí me tienes haciendo los deberes.

Un abrazo grande desde La Ciudad de Cristal, sin olvidarme nunca de mis queridas y añoradas Islas Canarias.

(Visited 5 times, 1 visits today)