Somos muchos l@s compañer@s que compartimos fogones en la Red, y la verdad es que es un placer disfrutar de la creatividad, de vuestros premios, y del buen hacer gastronómico de tod@s vosotr@s.Apreciad@s compañer@s, para celebrar los más de cuatrocientos seguidores de este espacio de encuentro, os invito ante esta mesa preparada, a una sabrosa receta de la cocina tradicional italiana, un ejemplo más de que cuando se comparte se gana en la mayoría de las circunstancias, que vivimos a la largo del camino.Gracias de corazón por vuestra generosidad, gracias por contribuir a difundir la cultura gastronómica a través del ciberespacio virtual, no por ello menos real.

¡Que rica es la pasta aderezada de salsa pesto!
Esta ha sido la causa de esta apetitosa causa

Fotografía de Virginia Martín Orive en Facebook

Hago constar que Virginia ha sido la causa de la causa del bien causado en esta ocasión, dado que cuando vi las bonitas fotografías de su salsa pesto en facebook, no dudé en pedirle la receta para poder compartirla con todos vosotros en este espacio de encuentro.

Para una persona como yo que ama a la Universidad, estoy convencido de que este plato constituye una sabrosa apuesta a favor de la cocina tradicional italiana, un apetitoso plato pensado especialmente para los estudiantes; ¡sí!, no lo manifiesto sin convicción sino todo lo contrario, un delicioso plato, muy saludable, y cuya preparación no nos presentará ningún “problema insalvable” como pudiera ser, al amparo del rol estudiantil, la resolución de una práctica de evaluación continua, aderezada del espíritu del Proceso de Bolonia.

Salsa pesto, una agradable y sabrosa experiencia práctica
Nuestros ingredientes
Ingredientes para dos personas con buen apetito:

100 gramos de albahaca. (He utilizado sólo 50 gramos en esta ocasión).
150 ml de aceite de oliva virgen extra.
2 cucharadas de parmesano rallado. (He utilizado 3.)
2 cucharadas soperas de piñones tostados. (40 gramos).
1 diente de ajo sin alma o germen.
1 pizca de sal.
Zumo de limón. (medio limón).
Pimienta negra recién molida.

Preparación:

1.- Tostar los piñones en una sartén hasta que tomen color, cuidando de que no se quemen, y reservar hasta que se enfríen.2.- Colocar el vaso de la batidora en el congelador por unos minutos para que esté muy frío y tener todos los ingredientes bien fríos para que la salsa no pierda color.3.- Echar un poco de zumo de limón en el fondo del vaso de la batidora.

4.- Triturar el queso, la albahaca, los piñones. Ir echando el aceite poco a poco para que emulsione. Añadir la sal (si la necesita), la pimienta y volver a batir.

5.- Meter en tarros (cubrir con una capa de aceite) y reservar en la nevera.

Mi hijo Juan Carlos y un servidor hemos dado buena cuenta en el día de hoy de este sabroso plato de la cocina tradicional italiana, un delicioso y saludable plato que hemos maridado con un sabroso Cava (la exportación de cava supera a la del champagne por primera vez) y con este vino espumoso, hemos brindado por la salud; ¡bendita salud!, que no nos falte nunca para poder disfrutar de momentos tan agradables como hemos vivido en el día de hoy, a pesar de que mi plato de pasta estaba templadito, debido a las fotografías que he tenido que obtener por imperativo gustoso de las circunstancias, y del buen sufrir bloguero.

Muchas gracias Virginia por tu generosidad, gracias por compartir esta sabrosa salsa pesto con nosotros, una salsa especial, un elixir que recomiendo a todos los estudiantes, a los buenos y malos estudiantes para utilizarla como estrategia amatoria, una salsa pesto para mojar una y otra vez con un delicioso pan de Lugo, tal y como hemos hecho en la cena de esta noche.

Ver también: Tagliatelle al pesto

Carpen diem y feliz carnaval 2011.

(Visited 6 times, 1 visits today)