Durante nuestra última visita a Pilar, Cris y Marco en Pontevedra, no pude resistir la tentación de poner en práctica la receta de “Tortilla dulce de moras”, de mi apreciado amigo y compañero bloguero cocinero, Eloy Moral, cuyo blog se denomina, “ No sólo las monjitas cocinan cosas ricas”, un espacio gastronómico donde conceptos y afecto maridan fenomenal, un espacio virtual que os invito a visitar. Estoy seguro que os encantará.

Durante nuestra estancia en la casa de Mapi, unas amables vecinas del entorno nos obsequiaron con un montón de excelentes frambuesas recién recolectadas por ellos -Galicia y sus buenas gentes son siempre generosas – que estaban deliciosas.

La frambuesa roja (Rubus idaeus) es un y bello y exquisito fruto  que nos ofrecerá sus mejores propiedades organolépticas, bonito color, su agradable textura y su mayor intensidad de sabor recién recolectadas. Estas cualidades las irán perdiendo rápidamente sino las manipulamos con delicadeza, las extendemos sobre una  superficie amplia, y  las mantenemos en un lugar fresco o en el frigorífico en un recipiente adecuado.

Como no tenía moras en aquel momento después de comer, no dudé en cocinar la tortilla dulce de frambuesas como postre  y os puedo confirmar que estaba deliciosa.

Hace pocos días, compramos unas excelentes moras de Huelva y ya en nuestra casa, pude cocinar la versión V.1.0 de este postre singular con mi excelente sartén BRA INFINITY que nunca nos ha fallado por su excelente calidad.

Esta experiencia práctica gastronómica se la dedico a Eloy Moral con cariño por su buen hacer como bloguero cocinero y por ser como es, una estupenda persona.

Sin más dilación, vamos con la preparación de las dos versiones de Tortilla dulce de moras y de Tortilla dulce de frambuesas.

Ingredientes para la tortilla dulce de moras:

3 huevos caseros, 2 o 3 cucharadas de azúcar, moras, azúcar y canela en polvo para la presentación final, una cucharadita de A.O.V.E.

img_20160917_161731Preparación:

En un bol añadimos los tres huevos,  2 o 3 cucharadas de azúcar y batimos muy bien con la finalidad de espumar (crecer o aumentar su volumen rápidamente). En una sartén antiadherente de calidad vertemos una cucharadita de A.O.V.E y la sometemos a fuego moderado en la vitro (6 o 7). Transcurridos un par de minutos vertemos la mezcla sobre la sartén e inmediatamente un puñado o dos moras a vuestro gusto.

img_20160917_162108

img_20160917_162203Siguiendo las indicaciones de Eloy -observad las fotografías- cocinaremos la tortilla dulce por ambos lados, estando muy pendientes de la intensidad del calor de la vitrocerámica o del fogón en su caso, dado que se nos puede quemar rápidamente en la sartén, sobre todo si ésta no es de un material excelente.

img_20160917_162435

img_20160917_162622

Los huevos los he batido a conciencia con un batidor de mano y podéis observar como la tortilla francesa ha aumentado de volumen (espumar) gracias a esta tarea.

img_20160917_162631Para finalizar, voltearemos con cuidado la tortilla dulce sobre un plato, espolvoreamos con azúcar y canela en polvo a nuestro gusto y la mantendremos reposando durante unos segundos antes de servir a nuestros comensales. Es un postre rico, rico, rico, de verdad.

img_20160917_163038c

¡Qué rica !.

img_20160917_163151Ingredientes para la tortilla dulce de frambuesas:

3 huevos caseros, 2 o 3 cucharadas de azúcar, frambuesas, azúcar y canela en polvo para la presentación final, una cucharadita de A.O.V.E.

img_20160920_175137

img_20160904_160020cPreparación:

En un bol añadimos los tres huevos,  2 o 3 cucharadas de azúcar y batimos muy bien con la finalidad de espumar (crecer o aumentar su volumen rápidamente). En una sartén antiadherente de calidad, vertemos una cucharadita de A.O.V.E y la sometemos a fuego moderado en la vitro (6 o 7). Transcurridos un par de minutos vertemos la mezcla sobre la sartén e inmediatamente un puñado o dos de frambuesas a vuestro gusto.

img_20160904_160331

Siguiendo las indicaciones de Eloy -observad las fotografías- cocinaremos la tortilla dulce de frambuesas por ambos lados, estando muy pendientes de la intensidad del calor de la vitrocerámica o del fogón en su caso, dado que se nos puede quemar rápidamente en la sartén, sobre todo si ésta no es de un material excelente.

img_20160904_161616c

Vaise do mundo!. ¿Moras o frambuesas?; ¿frambuesas o moras?; ¿frambuesas y moras?. Ustedes decidirán lo que llevará su tortilla dulce.

img_20160920_175303

Reflexiones de verano a las puertas de un nuevo otoño.

“El silencio es fundamentalmente ausencia de ego. La meditación trabaja no solo el silencio exterior (ausencia de ruido) sino el interior, que es la ausencia de ego. El ego nos impide ver la realidad en su verdadera potencialidad, mientras el silencio es aquello en lo que la realidad puede ser percibida en su justa dimensión”.

Pablo d´Ors

Hoy he leído en La Voz de Galicia (A Coruña) una interesante entrevista de Pablo d´ Ors  que me permitirá una vez más invitaros a reflexionar sobre la esencia de la popular frase:

La cocina nos une”.

¿La cocina nos une?. Mi sincera opinión es que así debería ser, la cocina es una herramienta, o tal vez sea más correcto afirmar, que la cocina es un conjunto de herramientas multidisciplinar que nos permitirá disfrutar de la gastronomía y de la compañía de familiares, amigos y compañeros siempre que seamos generosos, dejando a un lado, aunque sólo sea de vez en cuando, “nuestro ego” como blogueros cocineros.

En estos más de diez años de andadura compartiendo cocina tradicional con vosotros en esta Aldea Global, he podido comprobar que son muy pocos los bloggers que dedican su espacio a cocinar y publicar a un mismo tiempo platos -uno por lo menos de vez en cuando- de sus compañeras y compañeros de afición común.

Todas las actitudes son muy respetables pero me gustaría conocer vuestras opiniones sobre si realmente, lo que está sucediendo es que no ponemos en práctica la empatía gastronómica, aunque suene un poco a “coña marinera”-de verdad que no lo es- lo que estoy exponiendo.

No sé qué es lo que en realidad os produce más satisfacción  a vosotros bloggers con vuestras diversas actividades en las Redes Sociales -más o menos tengo una idea- pero considero que es muy importante disfrutar de verdad de la gastronomía, de la cocina y la comida  con nuestras compañeras y compañeros blogueros de afición común.

Para mí es una gran satisfacción personal cocinar y publicar platos (recetas) de mis compañeros bloggers, sobre todo cuando cocinas platos ricos y sencillos de nuestra querida cocina tradicional, platos aderezados con cariño, añoranzas, recuerdos y reconocimiento  a nuestros mayores, platos ricos como el que hoy comparto con vosotros.

Recordad queridos compañeros de fogones, si no introducís las manos en la masa, sino compartís con generosidad, no aprenderéis a cocinar y, lo más lamentable, es que os estaréis perdiendo un montón de ricas y agradables sensaciones, no sólo organolépticas sino sobre todo humanas.

Hablando de tortillas.

La cocina nos une amigos, que así sea siempre con salud y felicidad.

(Visited 4 times, 1 visits today)