Me encantan los berberechos, me gusta mucho degustarlos crudos, al vapor y sobre todo a la plancha. La paradoja de este sabroso molusco bivalvo es que su precio se ha elevado en los últimos años hasta alcanzar valores -14 €/kilo o superiores- que en algunas ocasiones superaban al precio en el mercado de nuestra excelentes y codiciadas almejas.
Como me comentaba mi hija María hoy en la sobremesa después de disfrutar de una hermosa rodaja de merluza del pincho a la plancha con un poquitín de aceite de oliva virgen extra y sal en escamas, los pescados y los mariscos como más ricos están es a la plancha. Yo comparto con Mariuki su opinión porque en Galicia tenemos la fortuna de disfrutar de unos productos del mar excelentes, pescados, algas y mariscos que con un poquito de cariño nos aportan unas propiedades organolépticas insuperables.
 
Nuestras hermosas Rías Gallegas merecen por parte de nuestras Administraciones Públicas-Central, Autonómica y Local- toda la dedicación, responsabilidad ambiental y apoyos técnico y económico para que nuestro privilegiado entorno marino pueda continuar siendo tan generoso con las futuras generaciones como hasta el día de hoy lo está siendo con todos nosotros afortunadamente.
 
Esta sencilla y rica receta de arroz de berberechos se la dedico con todo mi cariño a todas y a todos l@s mariscador@s de mi querida tierra gallega, con una especial referencia a las familias que depende para su subsistencia y estabilidad económica de la bella y privilegiada Ría do Burgo en A Coruña porque se lo merecen, se lo merecen por su sufrido trabajo, su dedicación y por las penurias y la ingratitud y ausencia de empatía de nuestra sociedad de consumo insostenible con los problemas medio ambientales y el furtivismo que están soportando día a día.

Ingredientes para tres personas y una invitada inesperada:

1 kilo de berberechos de Galicia.
300 gramos de arroz de Calasparra (Gracias Pili Porto por este excelente arroz).
1 cebolleta.
1/4 de pimiento rojo.
2 dientes de ajo rojo.
1 tomate pequeño.
1 limón.
1 Cayena.
2 sobrecitos de azafrán puro.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.

Para el caldo de pescado:

1 cabeza de rape.
1 puerro.
1 ramillete generoso de perejil.
Sal.
Un poquito de aceite de oliva virgen extra (una o dos cucharadas).

Los berberechos de Galicia son excelentes
Preparación:
 1º.- Comenzamos dorando a fuego lento en un poco de aceite de oliva virgen extra un diente de ajo en láminas y una guindilla (cayena).
2º.- Picamos una o dos cebolletas pequeñas en brunoise y la/s pochamos a fuego lento hasta que comience a mostrar un agradable aspecto doradito.
3º.- A mi hija María no le gusta el pimiento así que en esta ocasión sólo le incorporé al pochado de hortalizas un cuarto de pimiento rojo. Continuamos pochando a fuego lento durante tres minutos más.
4º.-Escaldamos el tomate, le quitamos la piel y lo rallamos con un rallador sobre nuestros ingredientes, añadimos un poquito de sal -1/2 vasito de vino Godello (opcional)- y continuamos pochando a fuego medio -6 en vitro- durante cuatro minutos más.
5º.- Hemos cocido previamente en dos o tres litros de agua una cabeza de rape con el puerro, el perejil, sal y dos cucharadas de aceite. Posteriormente, colaremos el sabroso caldo de pescado y lo mantendremos caliente a fuego medio cuando estemos en disposición de comenzar con la cocción del arroz.
6º.– Cocemos los berberechos en agua fría hasta que abran bien sus valvas y reservamos en una fuente. También colaremos el agua y la reservamos. Es muy importante mantener a los berberechos vivos un par de horas en agua fría con sal en el frigorífico para suelten las posible arenillas que puedan tener.
Los berberechos eran excelentes y daban ganas de comerlos a medida que mostraban su apetitosa carne.
Teresita estaría totalmente de acuerdo con mi anterior afirmación
 7º.- Éramos tres comensales y calculé 100 gramos de arroz por persona-generoso que es uno- aunque al final se apuntó Teresita y pudimos disfrutar de este sabroso plato cuatro comensales.
 8º.-En un mortero machacamos bien un diente de ajo rojo, un poquito de sal gruesa y dos sobrecitos de azafrán puro. Posteriormente, le añadimos agua caliente de la cocción de los berberechos que ya habíamos colado previamente, y mezclamos bien nuestros ingredientes.
El azafrán es un ingrediente imprescindible en este arroz
 9º.- Salteamos a fuego medio durante tres minutos los trescientos gramos de arroz con nuestras verduritas y añadimos un poquito más de sal.
 10º.- A continuación, añadimos sobre el arroz, el agua de la cocción de los berberechos, caldo de pescado caliente y el azafrán diluido hasta alcanzar la altura o nivel de los remaches de las asas de la paellera.
 
Durante 20 minutos, tendremos que aportar cariño y paciencia dado que estamos cocinando un arroz de berberechos sobre una vitrocerámica cuya fuente de calor no abarca toda la superficie inferior de la paellera. Para ello, iremos moviendo y desplazando poco a poco la paellera para que la cocción del arroz sea uniforme añadiendo un poquito de caldo cuando sea sólo necesario.
11º.- Cuando falten aproximadamente tres o cuatro minutos para finalizar la cocción del arroz, añadiremos el zumo de un limón e incorporaremos los berberechos distribuyéndolos sobre la paellera como podéis apreciar en la fotografía superior.
12º.- Para finalizar, cubriremos la paellera con un paño amplio y muy limpio de cocina y mantendremos reposando el arroz durante 8 minutos más o menos.
 
Queridos amigos, os invito a visitar La Ciudad de Cristal, a visitar La/A Coruña porque disfrutaréis de un bello y encantador entorno y de sabrosas viandas como la que hoy comparto con vosotros.
Que la salud y la fuerza os acompañen siempre.
(Visited 22 times, 2 visits today)