¡Qué ricas son estas alubias de temporada de A Laracha (A Coruña)!. Cuando las compramos frescas las envasamos en bolsas con cierre hermético -especiales para congelados- y las congelamos en grupos de medio kilo después de someter a las alubias a un cambio brusco de temperaturas del agua caliente del grifo – que no hirviendo- al agua helada que hemos reservado previamente en un bol de cocina. Posteriormente, las secamos muy bien con un paño limpio de cocina y al congelador.
Poco necesitan estas alubias de mi tierra para que nos hagan disfrutar de su excelente calidad, textura y sabor: 
Ingredientes:
300 gramos de alubias frescas de temporada, un trozo de codillo de jamón ibérico que me obsequió Ignacio (Carnicería Ignacio en A Coruña), una cebolla mediana partida a la mitad, 4 dientes de ajo rojo previamente machacados con la mano, un chorizo rico, rico cortado en rodajas de 5 mm de grosor, un ramillete de perejil, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, media cucharada de Pimentón agridulce de La Vera y sal.
Preparación: 
En una tartera pequeña pondremos las alubias con nuestros ingredientes cubriéndolas lo justo con agua fría y a fuego lento las coceremos durante 25 minutos. Esta sabrosa vianda os conquistará después de mantenerlas 5 minutos reposando antes de comenzar a degustarlas con un excelente pan artesano de Galicia y buen vino tinto.
Sean ustedes felices -procuren serlo con cosas sencillas- dado que en la gran mayoría de las circunstancias que nos encontramos en el camino no resulta una tarea demasiado complicada y sino me creen, degusten sin prisa alguna estas sabrosas alubias tiernas, mojen pan artesano en su rica salsa,beban buen vino tinto para acompañarlas, sonrían y canten con familiares y amigos una alegre canción para hacer bien la digestión.

5 Dijo el vientre: “ De nada me preocupo sino de mí; mi único cuidado es el tener verdadera paz y refocilarme con la comida y la bebida, y luego dormir y descansar ”.

Estrofa prosificada de ” El culto del estómago ” de Ricardo Arias y Arias (“La poesía de los goliardos“, Madrid 1970, p.p. 211 y 213).
Texto original en latín de esta estrofa (5) de “El culto del estómago
Venter inquit: “ Nihil curo
preter me; sic me procuro
ut in pace in id ipsum
molliter gerens me ipsum
super potum, super escam
dormiam et requiescam”.
 
 
Fuente consultada: La Gastronomía en verso de mi apreciado amigo Enrique Mapelli López
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 38 times, 1 visits today)