Alubias verdinas con almejas y gambones
Como ya os comentaba hace pocos días en mi perfil de Facebook, estaba completamente convencido de que estas excelentes alubias verdinas asturianas no me decepcionarían y en realidad así ha sido. 
Comparto con vosotros el grato resultado de este sabroso plato con aromas y sabores a mar y tierra que son frutos de dos pueblos próximos y con muchos valores en común. Un plato de nuestra querida cocina tradicional que he cocinado a fuego lento con cariño “descartando la opción de ollas a presión”, opción que respeto pero no comparto para cocinar estas excelentes alubias que se merecen un buen trato.
¡Viva Asturias!; ¡viva Galicia! y viva siempre nuestra querida cocina tradicional, una cocina que no está aderezada de  tonterías porque en ella reside la gran riqueza y la diversidad de las culturas de nuestro querido país, un país que está para comérselo.Confío y deseo que disfrutéis de la degustación virtual de este sabroso plato.
Un plato exquisito

Ingredientes:

500 gramos de alubias verdinas.
600 gramos de almejas babosa.
600 gramos de gambones.
1 cebolla.
4 dientes de ajo rojo.
1 hoja de laurel.
1/2 cucharada de harina.
1 taza de caldo de pescado.
1 sobre de azafrán.
1/2 taza de jugo de las cabezas de los gambones a la plancha.
1/3 de vaso de Vino de Rueda Solera.
Aceite de oliva virgen extra.
Perejil picado.
Pimienta negra.
Sal.

La calidad de los productos está a la vista compañeros
Preparación:
Pondremos a remojo durante al menos doce horas las alubias verdinas la noche anterior. Las cubrimos con agua fría y las ponemos a cocer. Cuando empiecen a hervir se espuman si fuera necesario – en mi caso no hizo falta- y les añadimos una cebolla picada en brunoise, la hoja de laurel y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Las dejamos cociendo durante 2,5 ó 3,0 horas a fuego lento. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva para dorar a fuego lento cuatro dientes de ajo que hemos picado muy finos. Una vez dorados, añadimos abundante perejil picado muy fino, media cucharada de harina y sofreímos nuestros ingredientes durante unos minutos. Añadimos medio vaso de Vino de Rueda Solera y subimos el fuego hasta consumir el alcohol del vino, a continuación, añadimos el caldo del pescado, el azafrán y las almejas que previamente habíamos mantenido en agua fría con un poco de sal durante unas horas en el frigorífico.

Limpiamos los gambones retirándoles la arenilla que suelen presentar y salteamos las cabezas en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. A continuación, añadimos medio cazo de caldo de pescado, reducimos a fuego medio, colamos el sabroso caldo sobre una taza y reservamos.

Añadimos media taza del jugo de las cabezas de los langostinos sobre las almejas y cuando éstas se abran, incorporamos las alubias verdinas, sal a nuestro gusto y pimienta negra recién molida. Dejamos cocer nuestros ingredientes en la cazuela durante 7 minutos más.

Para finalizar, marcamos a fuego fuerte durante unos segundos las colas de los gambones sobre una plancha o sartén con una pizca de sal y los situamos sobre las alubias verdinas manteniendo la cazuela a fuego lento durante un par de minutos más.

Alubias verdinas hidratadas y listas para cocinar a fuego lento
Las excelentes almejas babosa de Galicia las hemos mantenido en agua fría con un poco de sal durante  unas horas para que eliminaran posibles arenillas.

1º.- Picamos una cebolla mediana en brunoise y reservamos.

2º.- Cuando las alubias empiecen a hervir se espuman si fuera necesario- en mi caso no hizo falta- y les añadimos una cebolla picada en brunoise, la hoja de laurel y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
Mantenemos las alubias cociendo a fuego lento -3 en vitro- cubiertas en la cazuela
3º.- Preparamos un caldo corto de pescado con una cabeza de abadejo, una cabeza de robaliza, medio puerro, dos zanahorias pequeñas, sal y un poquito de aceite de oliva virgen extra.
.Colamos el caldo y reservamos
4º.- Limpiamos los gambones retirándoles la arenilla que suelen presentar y salteamos las cabezas en una sartén a fuego fuerte con un poquito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. A continuación, añadimos medio cazo de caldo de pescado, reducimos a fuego medio, colamos el sabroso caldo sobre una taza y reservamos. Observad las fotografías inferiores.
5º.- En una sartén ponemos un poco de aceite para dorar a fuego lento cuatro dientes de ajo que hemos picado muy finos. Una vez dorados, añadimos abundante perejil picado muy fino, media cucharada de harina y sofreímos nuestros ingredientes durante unos minutos.
6º.- Añadimos medio vaso de Vino de Rueda Solera y subimos el fuego hasta consumir el alcohol del vino.
7º.- a continuación, añadimos el caldo del pescado, el azafrán y las almejas que previamente habíamos mantenido en agua fría con un poco de sal durante unas horas.
8º.- Añadimos media taza del jugo de las cabezas de los langostinos sobre las almejas y cuando éstas se abran, incorporamos las alubias verdinas, sal a nuestro gusto y pimienta negra recién molida. Dejamos cocer nuestros ingredientes en la cazuela durante 7 minutos más. Observad la sucesión de fotografías inferiores.
Aquí ya se podría meter la cuchara para degustar, yo lo hice, no lo pude evitar pero por favor no se lo digáis a María, jajaja
9º.- Para finalizar, marcamos a fuego fuerte durante unos segundos las colas de los gambones sobre una plancha o sartén con una pizca de sal y los situamos sobre las alubias verdinas manteniendo la cazuela a fuego lento durante un par de minutos más.
Son exquisitos, os recomiendo este sabroso marisco y sobre todo que no lo paséis de temperatura en la plancha.
Dos minutos de reposo y a disfrutar
¡Qué plato más rico compañeros!
Ya sólo queda emplatar a nuestro gusto, compartir, degustar y disfrutar de un excelente plato más de nuestra querida cocina tradicional.

Aquí en Galicia el mal tiempo no nos quiere abandonar así que esta tarde me animaré a cocinar. Os deseo un feliz fin de semana amigos.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 278 times, 1 visits today)