Lo sencillo se transforma en sabroso

Tengo que confesaros que la utilización del término reciclar para hacer referencia a la eficiencia culinaria en tiempos de crisis, es demasiado contundente para mí; prefiero el aderezo que nos aporta el término aprovechar por considerarlo más apropiado para fomentar nuestra creatividad al calor de los fogones.Disfrutamos en familia, de unos sabrosos langostinos que había preparado a la parrilla, con función grill en el horno–3 minutos por cada lado–, un poco de sal gruesa y aceite de oliva virgen extra. Como había sobrado bastante jugo de su preparación, María decidió preparar una rica salsa besamel para cocinar unas sabrosas croquetas de marisco con los tres langostinos que nos habían sobrado.

Continuando en la línea de compartir con vosotros, unos platos sencillos y sabrosos, os aporto esta sencilla receta de croquetas anticrisis de langostinos.

Un plato sencillo, económico y muy sabroso


Ingredientes básicos

1.- Comenzamos derritiendo la mantequilla en una tartera a fuego lento.

2.- Vamos incorporando poco a poco la harina tamizada sobre la mantequilla derretida, y removiendo nuestros ingredientes con un utensilio de madera.

3.- Continuamos añadiendo poco a poco la harina y removiendo, hasta obtener una masa uniforme que dejaremos cociendo durante varios minutos, hasta que adquiera un ligero color tostadito.

4.- A continuación, comenzamos a incorporar la leche entera poco a poco, y removemos muy bien hasta obtener el grado de cremosidad a nuestro gusto.

5.- Ha llegado el momento de incorporar el jugo de los langostinos bien filtrado que nos había sobrado en la fuente del horno, donde los habíamos preparado con función grill.

6.- Removemos de nuevo generosamente durante varios minutos, hasta obtener una salsa besamel homogénea y cremosa.

7.- Troceamos la carne de los langostinos en pequeños trocitos, los incorporamos a la salsa besamel y removemos muy bien.

8.- Picamos un poquito de perejil y lo incorporamos a la salsa que mantendremos cociendo a fuego lento, durante 5 minutos. Transcurrido este tiempo, incorporamos la salsa besamel sobre una fuente para que se enfríe.

9.- Para finalizar, haremos pequeñas bolitas que rebozaremos en huevo batido y pan rallado para freírlas posteriormente en abundante aceite de oliva virgen extra, hasta que nos presenten un bonito color doradito.

Esta aportación en el blog, se la dedico con cariño a mi amiga y compañera bloguera Mar Varela, del blog Vamos a CociMar.

Un beso desde La Ciudad de Cristal hacia mi querido Cádiz.

 

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 27 times, 1 visits today)