Exquisitos lomos de arenques con un delicioso aceite de oliva virgen extra de Córdoba, ajos rojos picados y abundante  perejil espolvoreado; ¿qué más se puede pedir que vivir en La Ciudad de Cristal aunque siga lloviendo?.
   Una sabrosa vianda muy especial para mí y que deseo compartir con vosotros
Deliciosos huevos camperos fritos en aceite de oliva con lomos de arenque y ajos rojos


Ensalada de arenques con cebolleta cortada en juliana, rodajas de tomate kumato, ajos rojos picados, perejil espolvoreado, condimento de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.
 
Mi esposa María es testigo de que llevaba varios meses deseando dedicarle una entrada en Gastronomía en verso a las sardinas salpresadas, de tabal o sardinas arenques,  arencas  o “sardinas embarricás” como así se las denominan en Andalucía.
La gastronomía guarda una relación muy directa con la cultura, nuestras tradiciones, la creatividad, los aromas, los colores y los sabores, el placer culinario, la amistad, los recuerdos y el afecto. Han sido especialmente los  gratos recuerdos y el cariño a mi familia y especialmente a mis queridos padres los que me han motivado para presentaros en mi cocina unas sencillas recetas de sardinas arenques o “arenques”.
Arenques, así los hemos denominado siempre en mi casa y continúan denominándose «arenques» en tiendas de  ultramarinos –para muestra un botón, así se les denomina en una de las tiendas de ultramarinos más emblemática de La Ciudad de Cristal como es Casa Cuenca– y en los hogares de muchas coruñesas y coruñeses.
Recuerdo con cariño que a mi padre le gustaban mucho los arenques con huevos fritos -a mí también me gustan por supuesto, dado que hay aromas, texturas, sabores y gratos recuerdos que afortunadamente nunca se olvidarán- y que en mi casa también los preparábamos con cebolla cortada en juliana y aderezados generosamente con un estupendo aceite de oliva. 
El conflicto es una oportunidad para negociar el sí ” no sólo es una excelente reflexión sino también  una  estupenda frase de un libro – “ Obtenga el SÍ ”- que estudié en la Universidad pero «tranquilidade compañeiros» -tranquilidad compañeros-mi/vuestro blog de amateur gastronómico es un espacio que he creado hace más de seis años para compartir, no es un lugar para causar ni generar ningún tipo de conflicto interpersonal o gastronómico sobre cuál debe ser la denominación correcta de un determinado pescado azul. Una vez aportada la mencionada aclaración implícita y explícita dedicaré con afecto un post  o entrada en mi/vuestra cocina virtual a estas  exquisitas sardinas de tabal  a las que un servidor denominará a partir de este instante arenques sin acritud alguna porque  así las hemos denominado desde que era un niño en mi casa y porque salvo error u omisión así las denominan mis paisanos en mi querida ciudad de A Coruña y en otras muchas ciudades y pueblos de España.
La anécdota de esta grata experiencia es que mi esposa María se animó a compartir conmigo los exquisitos  huevos  fritos con arenques que he comido en el día de hoy y que he maridado con un sabroso y afrutado vino Godello, pero que conste que ni a mi querida suegra Ángeles, ni a ninguno de mis hijos les ha apetecido degustar esta exquisita vianda que comparto con vosotros. 

Estoy seguro de que a un gran número de  mujeres y  hombres de mi generación les gustarán estas sencillas recetas y recomendaciones de nuestra querida cocina tradicional para poder disfrutar del aroma, la textura y el exquisito sabor de las sardinas arenques o sardinas de tabal.

Ante vosotros una exquisita tostada de pan artesano de Lugo con arenques y aceite de oliva virgen extra con una pizca de pimentón agridulce de La Vera. Un desayuno de lujo con un rico café que he disfrutado el pasado fin de semana siguiendo las recomendaciones de nuestra amiga Dona que es natural de Huelva.
Arenques en Casa Cuenca, también los podéis comprar en temporada-hasta finales de febrero- en la tienda ultramarinos El Mundo en A Coruña.
¡Qué gratos recuerdos amigos!
Un humilde pescado azul se ha convertido en un artículo gastronómico de lujo
En Casa Cuenca podéis comprar los arenques, una tienda ultramarinos emblemática de La Ciudad de Cristal que os recomiendo para visitar sin prisa alguna, estoy convencido de que os gustará.
Como muchos de mi quinta sabréis, las escamas de los arenques se limpiaban hace bastantes años utilizando papel de estraza. Podéis localizar información en Internet sobre como limpiar los arenques pero me gustaría compartir con vosotros como los ha limpiado un servidor. Una grata y emotiva tarea que me ha hecho mucha ilusión dado que mientras la realizaba he recuperado felices recuerdos de mi familia y de mi juventud sobre todo cuando ejercía presión sobre los arenques en el quicio de la puerta de nuestra cocina temeroso -lo reconozco- de que saltaran por los aires las bisagras de la puerta, jajajajajaja.

Recomiendo que para limpiar los arenques de escamas sigáis los siguientes pasos:

1º.- Con un pequeño cuchillo haremos un pequeño corte en la parte superior de la cabeza del arenque, posteriormente ejerceremos una pequeña tracción de la cabeza hacia abajo arrastrando fácilmente las tripas del arenque hacia afuera.
2º.- Envolvemos cada arenque en una sección de papel de cocina como podéis observar en la fotografía superior.
3º.- Envolvemos por segunda vez cada arenque utilizando una hoja de papel parafinado apto para uso alimentario formando un pequeño envoltorio con el arenque.
4º.- En el quicio de una buena puerta con buenas bisagras -¡¡¡ jejejeje !!!- ejerceremos una ligera presión – no demasiada- sobre el arenque  y una vez que hayamos retirado el envoltorio, comenzaremos a retirar las escamas y las espinas auxiliándonos de las manos en primer lugar y posteriormente con un pequeño cuchillo de cocina y unas pinzas.
5º.- Si fuera necesario y sois muy perfeccionistas -yo no lo he hecho en esta ocasión- podéis utilizar unas pinzas para eliminar las pequeñitas espinas que siempre nos quedarán en tareas pendientes.
6º.- No recomiendo que lavéis previamente los arenques para limpiarlos y posteriormente aderezarlos con un excelente aceite de oliva virgen extra, ajo y perejil con la finalidad de que este exquisito pescado azul conserve su auténtico sabor y solera que le caracterizan.
Mi primera propuesta es que los lomos de los arenques limpios los aderecemos generosamente con un excelente aceite de oliva virgen extra y los adobemos con ajos y abundante perejil bien picado.
Transcurridas unas 12 ó 24 horas ya podremos degustarlos sobre una tostada caliente de pan artesano como desayuno, comida, cena o cuando nos apetezcan.
En la preparación de estos platos a excepción de los huevos fritos con arenques he utilizado un excelente condimento de aceite de oliva virgen extra que nos obsequiaron en la grata experiencia compartida con otras compañeras y compañeros blogueros cocineros en la encantadora ciudad de Ourense.
Estaban para chuparse los dedos, mojar, mojar y mojar y volver a mojar y mojar, jajajaja
 Aceites abril con su innovadora idea compartida con Flavio Morganti: PulpOuriensis
Mi segunda y exquisita propuesta- mi favorita sin lugar a dudas- son un par de huevos  camperos con lomos de arenques y ajos rojos fritos en un estupendo aceite de oliva virgen extra de Córdoba como así ha sido en esta ocasión.

1º.- A fuego medio doramos un par de ajos rojos en pequeñas rodajas y reservamos.

2º.- En el mismo aceite freímos dos lomos de arenques a fuego medio- 6 en vitro de 0-9- y retiramos. De esta forma, conseguiremos que el aroma y el exquisito sabor del arenque le aporte un exquisito valor gastronómico a nuestros huevos fritos.
3º.- Cuando el aceite esté bien caliente – 8 ó 9 en vitro- freiremos un par de huevos y una vez fritos los escurrimos muy bien de aceite, los situamos en un plato amplio y sobre ellos colocaremos los lomos de arenque fritos y las rodajas de ajo rojo como podéis observar en las fotografías superiores.
Mi cuarta y última propuesta para compartir son estos lomos de arenques sobre cebolleta cortada en juliana y rodajas de tomate kumato, ajo rojo picado, abundante perejil espolvoreado  y condimento de aceite de oliva virgen extra Aouris de Aceites Abril.  
Que haría yo sin mi esposa María, ella siempre me ayuda con los ingredientes y a emplatar; ¡qué paciencia tienes conmigo corazón!, gracias, mil gracias.
Un exquisito y saludable plato para compartir
Como ya he comentado en mi perfil de Facebook y porque «es de bien nacido ser agradecido«, quiero darle las gracias una vez más a Carmen Rosa porque aunque ella no se haya dado cuenta, gracias a la lectura de su post o entrada sobre las arencas (arenques) en su blog, definitivamente me he animado  a compartir con vosotros algunos gratos recuerdos familiares y gastronómicos en mi/vuestra cocina.
¡ Carpe diem amigos!.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 965 times, 1 visits today)