Recuerdo con cariño aquellos años de joven estudiante en los Hermanos Maristas de La Coruña cuando este emblemático y bonito colegio de nuestra querida ciudad estaba ubicado entre las calles Teresa Herrera y Betanzos, a pocos metros de mi querida Plaza de Lugo.
Uno de los momentos más agradables de cada día era el tiempo de recreo y poder disfrutar de la compañía de nuestros compañeros de estudios y de aquellos bocatas de pan fresco y sardinillas en aceite de oliva que sabían a gloria bendita, bocatas que podíamos comprar en la cafetería del colegio o en los establecimientos que estaban situados alrededor de la antigua Plaza de Lugo.
También recuerdo con mucho cariño y añoranza aquellas latas grandes de sardinillas que compartíamos en casa con nuestros queridos padres en muchas cenas; ¡qué ricas!; ¡que sabor compañeros!. 

No sé si aquellas enormes latas -al menos así me lo parecían a mí de niño- de varias capas de sardinillas en aceite de oliva se fabricarán en la actualidad. 

Ya no convivimos en la misma casa los nueve hermanos con nuestros queridos padres así que he decidido compartir con vosotros esta propuesta para que volváis a recordar lo rico y lo saludable que es disfrutar con apetito de un bocata de sardinillas a media mañana.

Las conservas de pescados y mariscos de Galicia son excelentes así que disponéis en el mercado de múltiples y variadas opciones y precios. En A Coruña, yo os recomiendo tres establecimientos emblemáticos de nuestra ciudad como son El Riojano, Casa Cuenca y el Ultramarinos el Mundo.
Artesanía pura en conserva, conservas de pescados y mariscos de mi querida tierra gallega
Es increíble compañeros que en esta pequeña y bonita lata de conservas artesanas hayan introducido a mano 42 excelentes sardinillas en aceite de oliva.
Mis dos propuestas son muy sencillas, la primera es un bocata de pan artesano gallego con sardinillas en aceite de oliva sobre una cama de cebolleta tierna cortada en fina juliana, rociamos a nuestro gusto con el aceite de oliva de las sardinillas y ya sólo queda comer, disfrutar, recordar y añorar tiempos felices disfrutando al mismo tiempo de sabores intensos a mar y de un alimento cardiosaludable.
La segunda propuesta es que os preparéis unos mini bocatas o panecillos de tomate y albahaca de sardinillas en aceite de oliva como podéis observar en las fotografías inferiores.
¿Cuánto tiempo hace que no disfrutáis de un delicioso bocata de sardinillas?
Querida Chus, siempre me acuerdo de ti y es que estas sardinillas están de muerte relenta.
¡Qué rico es el pan de Galicia!
Una cerveza Estrella Galicia bien fresquita es una opción saludable para maridar este sabroso bocata de sardinillas artesanas de Galicia en aceite de oliva.
Estas sardinillas sobre panecillos de tomate y albahaca están de rechupete
Buenos productos Pandelino; ¡sí señor!, así lo siento y así lo expreso
Os dejo hasta la próxima observando estas apetitosas fotografías y os deseo de corazón unos felices días de Semana Santa en compañía de vuestros familiares y amigos. 
 
Os invito a reflexionar sobre la importancia que realmente tienen las cosas sencillas en nuestras vidas y os deseo de todo corazón salud, ¡mucha salud! durante el camino.

¿Por qué será compañeros de camino que cuando hablo de sardinas me acuerdo de mi noche favorita del año?.

Os esperamos en A Coruña en la próxima Noche de San Juan, no lo dudéis, venid a disfrutar y a compartir con nosotros auténticos aromas y sabores del Atlántico.


Print Friendly, PDF & Email
(Visited 24 times, 1 visits today)