Recuerdo con mucho cariño nuestro viaje a » Mi querida Salamanca » con nuestros amigos Pili, Aurora y Ramón y cuánto disfrutamos de aquellos exquisitos platos de la gastronomía tradicional salmantina y de la gastronomía tradicional extremeña.
A los seguidores de Gastronomía en verso deseo dedicaros en el día de hoy uno de aquellos sabrosos platos que degustamos y compartimos María y yo con nuestros amigos en el restaurante del Complejo de Turismo Rural Riomalo en Las Hurdes, Cáceres, Extremadura.
 Boletus al foie con huevos fritos de codorniz para vosotros
Presentación de los Boletus al foie en el restaurante del Complejo de Turismo Rural Riomalo en Las Hurdes, Cáceres, Extremadura.

  El otoño y la naturaleza han sido una vez más generosos con nosotros
 Boletus
Ingredientes para tres personas: 
400 gramos de boletus.
6 huevos de codorniz.
Foie gras a vuestro gusto.
Aceite de oliva virgen extra.
Cebollino.
Sal fina y sal en escamas.
 Preparación:
 1º.- Limpiamos muy bien los boletus con un paño humedecido en agua y los cortamos en secciones de 5 milímetros de grosor más o menos.
 2º.- Calentamos a fuego fuerte una plancha o una sartén amplia, añadimos un poquito de aceite y situamos los boletus sobre ella hasta que adquieran un bonito color dorado.
 3º.- Los boletus se cocinan muy pronto así que os recomiendo que degustéis alguno-sólo uno o dos; ¿eh?- si no los habéis cocinado nunca de esta forma para comprobar que están en su punto.
 4.- El bonito color que adquieren los boletus en la plancha es una buena referencia pero no podéis descuidaros ni un solo minuto con el Facebook, jajaja, así que no bajéis la guardia compañeros.
 5º.- Cuando los boletus estén en su punto los situamos sobre un plato o una fuente amplia, distribuimos sobre ellos los 6 huevos fritos de codorniz con una pizca de sal fina y les añadimos inmediatamente sal en escamas a nuestro gusto.
6º.- Sin perder un solo instante, con un rallador de cocina rociamos generosamente sobre los boletus y los huevos fritos virutas finas de foie gras a nuestro gusto que se comenzarán a fundir sobre este regalo exquisito de nuestros bosques.
 7º.- Para finalizar, decoramos con un poquito de cebollino que hemos picado previamente.
Con esta sencilla entrada en nuestra cocina, María y un servidor queremos agradeceros vuestros comentarios, sugerencias, recomendaciones y sobre todo vuestro afecto.
Os animamos a cocinar vosotros mismos sabrosas viandas ante el calor de los fogones de vuestros familiares y amigos porque cuando se comparte se gana.
Sean ustedes felices siempre.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 51 times, 1 visits today)