Hace aproximadamente dos meses compartía con vosotros en Facebook unas fotografías del paso a paso de la preparación de este estupendo y popular plato de la cocina tradicional asturiana. El tenor literal del texto que acompañaba a las fotografías era el siguiente:
 
» Prometo que subiré la receta a Gastronomía en verso pero de momento me apetece compartir con vosotros los pasos básicos (fotografías) para cocinar un sabroso y jugoso cachopo tradicional utilizando ingredientes de primera calidad porque este plato de la cocina asturiana se lo merece.He utilizado 1.800 gramos (1,8 kilos) de lonja (Tapa) de Ternera Gallega – bueno la mitad para tres personas con buen apetito-, queso azul Peña Santa, queso Arzúa Ulloa, jamón ibérico, pimienta negra recién molida, pan rallado, 4 huevos camperos- gracias Martina porque son excelentes- sal y aceite de oliva virgen extra de Córdoba (AOVE).Para la guarnición: Patatas fritas, champiñones Portobello y los exquisitos Pimientos asados del Bierzo que nos ha obsequiado nuestra amiga Pili Porto que ha confitado mi hijo Juan Carlos AP en AOVE con láminas de varios ajos rojos.»

Lo que uno promete debe cumplirse y antes de comenzar con la descripción de los ingredientes y del paso a paso de la preparación de este plato rico, rico y tradicional, plato energético pero sin tontería alguna que goza de una gran aceptación y popularidad, no sólo en la cocina de nuestros vecinos asturianos sino también entre la gente joven de nuestro país, deseo dar las gracias a Luis y a su familia por sus consejos y recomendaciones para cocinar este plato y sobre todo al que hacía referencia a la acertada combinación de un queso fuerte y otro más suave como así ha sido en esta grata experiencia que hoy comparto con vosotros.
Sin más dilación, vamos con la receta compañeros de camino:

Ingredientes:

1.800 gramos (1,8 kilos) de filetes de lonja (Tapa) de Ternera Gallega con I.G.P.
Queso azul Peña Santa.
Queso Arzúa Ulloa.
Jamón ibérico.
Pimienta negra recién molida.
Pan rallado.
4 huevos camperos.
Aceite de oliva virgen extra de Córdoba (AOVE).
Sal.

Para la guarnición:

Champiñones Portobello.
Pimientos asados del Bierzo.
Ajos rojos.
Patatas fritas de Coristanco.
Sal.

Begoña, nuestra carnicera de la Plaza de Lugo en A Coruña me recomendó para preparar los cachopos unos filetes de lonja a diferencia de los filetes de babilla dado que son más amplios y no me presentarían problemas de roturas a la hora de manipularlos y freírlos posteriormente en el AOVE.
Confieso compañeros que sólo me he arrepentido de una cosa y es que con las prisas, no le pedí a Begoña que me extendiera cada filete con los estupendos utensilios que tiene en su carnicería dado que en mi casa no disponía de los útiles necesarios para esta tarea. De todas formas, con un rodillo de madera pude superar la prueba. Todo en esta vida es cuestión de buena voluntad, interés por aprender, dedicación y cariño entre fogones.
Galicia tiene muchos tesoros y uno de ellos es precisamente la excelente calidad de nuestras carnes de ternera gallega con I.G.P.
 En escena ante ustedes estos excelentes pimientos asados del Bierzo que nos había obsequiado nuestra amiga Pili Porto y que posteriormente cociné con filetes de ajo rojo en láminas, sal y AOVE como guarnición de este plato porque estos cachopos realmente se lo merecían.
Los dos quesos que he incorporado como ingredientes para esta plato son los que ustedes pueden observar en la fotografía superior: Queso azul Peña Santa y queso con D.O.P Arzúa Ulloa.¡Qué dos quesos más ricos y que combinación más estupenda para este plato!.
Preparación:
 1º.- Es la primera vez que he cocinado este plato y os adelanto que no es recomendable que los filetes sean demasiado gruesos sino todo lo contrario. Auxiliándome de un rodillo de madera que tengo en casa procuré extender los filetes dándoles unos pequeños golpes y pasando posteriormente el rodillo de madera sobre ellos.

2º.- Incorporamos sobre cada filete lonchas de jamón ibérico a nuestro gusto.

3º.- Troceamos los quesos asturiano y gallego y distribuimos pequeñas porciones a nuestro gusto sobre los filetes.
 4º.- Rociamos con pimienta negra recién molida sobre cada filete. Dado que los filetes eran bastante grandes decidí plegarlos a la mitad y créanme vuestras mercedes que ha sido una decisión muy acertada.
 5º.- En una fuente amplia extendemos el pan rallado y comenzamos a rebozar  cada filete según podéis observar en la fotografía superior.
6º.- Batimos muy bien los 4 huevos camperos y a continuación rebozamos cada filete como podéis observar en la fotografía superior, escurriendo el exceso antes de pasar a la siguiente tarea.
7º.- Una vez más, rebozamos cada filete en pan rallado y los reservamos. Una de las ventajas de este sabroso plato es que podemos dejar los filetes preparados para el día siguiente debidamente protegidos en nuestro frigorífico.
8º.- En una cazuela con abundante AOVE freiremos cada filete o cachopo a una temperatura que no sea excesiva hasta que adquiera un bonito color dorado, dos minutos como máximo por cada lado. En mi caso, he seleccionado una temperatura de 7 sobre 9 en una vitro.
Observad en la fotografía superior como los quesos se funden en el interior del cachopo y nos están tentando antes de que comencemos a devorarlos.
8º.- Nos encantan los champiñones y especialmente los champiñones de la variedad Portobello. Los he salteado en esta ocasión en láminas como guarnición para este plato con un poquito de AOVE y una pizca de sal.
9º.- También he incorporado como guarnición estos pimientos asados del Bierzo que he confitado en AOVE con ajos rojos y un poquito de sal.
Aspecto de la mitad de un cachopo después de situarlo sobre papel absorbente de cocina durante un par de minutos.
Cortamos en secciones el cachopo y lo emplatamos con patatas fritas, champiñones Portobello y Pimientos asados y confitados del Bierzo.
Otro plato sencillo y exquisito de nuestra querida cocina tradicional que cuando lo degustamos merece que sea compartida con nuestros familiares y amigos la popular expresión: – ¡Vaise do mundo!.
 
Este plato se lo dedico con afecto a nuestra amiga Pili Porto, a su esposo Ramón, a Luis Ovido Martínez y familia y a nuestro amigo Miguel de la Cervecería Tatone de A Coruña.
¡Viva Asturias!; ¡viva Galicia!;¡viva la cocina tradicional! y ¡viva siempre la vital y generosa música popular!.
Os esperamos en la Feria de las Maravillas en A Coruña porque La Coruña enamora.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 170 times, 1 visits today)