Después de leer y ver el paso a paso de la apetitosa receta de «Merluza a la Koskera»  de mi apreciado compañero bloguero Carlos Dube y de observar el mar durante estos últimos días, me apetece compartir con todos vosotros una de las recetas que tenía en pendientes desde hace mucho tiempo y creo que ha llegado el momento de subirla a mi cocina para ofreceros una alternativa saludable y poder darles una tregua de esta forma a nuestros afortunados y generosos estómagos después de los abundantes excesos de estos últimos días de festividades compartidas en familia.
El sabor y la delicada textura de este sabroso pescado de roca son singulares y hasta que uno lo deguste sin prisa alguna por primera vez no se dará cuenta de la grata experiencia que se había estado perdiendo.
 
La forma más tradicional de cocinar este rico y delicado pescado de roca es en caldeirada pero yo personalmente considero que no es la forma más idónea para apreciar su delicada textura y su rico sabor, de todas formas, siempre estoy abierto a aceptar y a compartir otras opiniones. 
 
Esta afirmación que comparto con afecto no quiere decir que este singular y apreciado pescado no esté sabroso en caldeirada -aviso a navegantes; ¿eh?- a mí me encanta y sobre todo el intenso sabor a mar que absorben las ricas patatas de mi tierra  con su cocción- yo creo que las patatas son egoístas y se quedan para ellas todo su sabor,jajajaja- pero os puedo asegurar que el pinto simplemente frito o a la plancha está de rechupete.
https://www.facebook.com/Mozart58/media_set?set=a.601251039924130.1073741926.100001177186812&type=3

Haciendo clic sobre la fotografía de este hermoso ejemplar de pinto -2 kilos – que había comprado en la Plaza de Lugo en A Coruña accederéis a la sucesión de fotografías que había compartido con mis seguidores en Facebook.

Sin más prolegómenos vamos con la receta compañeros:

Ingredientes:

Un pinto de 2 kilos.
1 kilo de patatas.
1/2 pimiento verde.
2 cebollas.

1 puerro.
2 dientes de ajo rojo.

2 zanahorias.
Aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada de pimentón agridulce de La Vera.
Sal gruesa.

 
Fumet de pescado:
 La cabeza del pinto.
1/2 cebolla.
1 puerro (fumet).
1 zanahoria (fumet).
Perejil.

Sal.

Preparación:
 1º.- Limpiamos muy bien el pescado de restos de vísceras y de escamas y lo secamos muy bien con papel absorbente de cocina.

2º.- Salamos generosamente cada trozo de pescado con al menos una hora de antelación.

3º.- Cortamos las dos cebollas medianas y el puerro en juliana, el pimiento verde en trocitos pequeños, las zanahorias en tiras y los dos ajos en láminas, y comenzamos a pochar estos ingredientes durante cinco minutos. Añadimos un poquito de sal gruesa, y continuamos pochando las verduras a fuego lento, durante unos 12 minutos en total, más o menos.
4º.- Preparamos un fumet con las verduras, la cabeza del pinto y sal, colamos el caldo y reservamos.
 Nuestro rico pescado de roca ya está salado y preparado en una bandeja
5º.-Transcurridos doce minutos, incorporamos una cucharada de pimentón agridulce de La Vera a nuestras hortalizas, removemos y sofreímos bien nuestros ingredientes durante un par de minutos.
6º.- Incorporamos las patatas que hemos cortado previamente en rodajas de un centímetro de grosor, añadimos sal gruesa, removemos bien y las dejamos pochando con nuestras hortalizas durante cuatro minutos más.
7º.- Incorporamos el fumet o caldo de pescado que hemos filtrado o colado previamente, hasta cubrir las patatas, y las mantendremos cociendo a fuego lento, durante unos 10 minutos.
8º.- Finalmente, incorporamos el pescado que hemos salado previamente con una hora de antelación, y lo mantendremos cociendo a fuego lento, durante siete minutos nada más.
9º.- Dejamos reposar la caldeirada un par de minutos y comenzamos a servir a nuestros comensales.
 Ante vosotros una rica caldeirada de pinto, un plato que no os decepcionará
Han sido días intensos de cocina para mí pero he disfrutado mucho compartiendo mi afición y cariño por la cocina con mi familia, días donde el mar embravecido nos ha sorprendido a todos en A Coruña con toda su belleza, fuerza y encanto y con aromas del Atlántico y sabor a sal marina sobre nuestros labios.

El mar nos emociona a todos con su belleza y con su encanto, nos sorprende siempre y además las buenas gentes de la mar se lo merecen porque gracias a su esfuerzo, su sacrificio y generosidad podemos disfrutar en nuestros hogares de pescados tan sabrosos como el que en esta grata ocasión he cocinado en Gastronomía en verso para compartirlo con vosotros.
Creo que me expresaré mejor ante vosotros si le pido ayuda a una de mis mezzosopranos favoritas que nos cantará una hermosa aria que os emocionará.
Muchas gracias Cecilia Bartoli por tu encanto, por tu belleza, por tu pasión y por tu hermosa voz.

Vivaldi Griselda Cecilia Bartoli Agitata Da Due Venti:

 

 

Os animo a cocinar esta rica caldeirada de pinto en vuestras cocinas porque sé que de esta forma recordaréis con cariño a La Coruña y a este compañero que comparte cocina tradicional con vosotros.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 1.433 times, 1 visits today)