Un plato delicioso para compartir con nuestros amigos

El pasado treinta de septiembre un grupo de amigos nos reunimos una vez más en las instalaciones del club de pelota Novo Berri en A Coruña para celebrar el cumpleaños de  mi cuñado Chisco. Francisco nos invitó a compartir al calor de los fogones nada más y nada menos que 6 deliciosas tortillas de L´ Argüei que nos preparó con cariño nuestro amigo Julián, ricas empanadas gallegas, excelentes pimientos del piquillo y alrededor de 30 kilos de carne de cordero casero.Menos mal que Chisco aceptó mi propuesta cuando le comenté que era demasiada carne para degustar por esta gente joven, sana y con buen apetito, compañeros que poco a poco se iban incorporando al evento culinario entre saludos, abrazos y sonrisas.

Una vez más-la tercera-, un grupo de amigos nos hemos reunido en el Novo Berri en A Coruña para   disfrutar de las deliciosas tortillas de L´Argüei y de un delicioso plato de nuestra cocina tradicional como es la caldereta de cordero extremeña.
Gracias a la generosidad de nuestros amigos hemos podido disfrutar de este feliz evento culinario maridando estas sabrosas viandas con excelentes vinos de un país que está para comérselo. Os confieso que falta alguna botella de Mauro -gracias Fernando– y es que los cocineros aficionados tenemos que cuidarnos mientras pochamos poquito a poco el puerro y la cebolla.

Sin palabras de verdad; sin palabras

Queridos compañeros de fogones, huelga decir que para mí y para muchas personas en La Ciudad de Cristal, las mejores tortillas de patatas son las de L´Arguei. Seis hermosas tortillas que estaban deliciosas y en su punto. Me gustaría destacar como novedad, la riquísima tortilla de patatas, cebolla y chicharrones que podéis observar en las dos fotografías superiores de la primera fila.
No me cansaré de deciros nunca que os animéis a visitar nuestra hermosa ciudad, A Coruña o La Coruña si así lo preferís. Visitad nuestra ciudad sin prisas y no sólo por nuestra rica y variada gastronomía tradicional, por sus sabrosas viandas y tortillas incluidas sino porque es una hermosa ciudad, una ciudad con muchos encantos en la que » nadie es forastero «.
Los que hemos tenido la fortuna de nacer en La Ciudad de Cristal solemos decir y comentar:
¿ Qué más se puede pedir que vivir en La Coruña ? (Tuna de Veteranos de A Coruña).
¿ Os apetece un trocito de tortilla ?; seguro que sí.
 
Comenzamos dorando a fuego lento los ajos y el pan en aceite de oliva virgen extra.
300 gramos de hígado de cordero-suficiente- que hemos dorado previamente con los trozos de cordero, los ajos, el pan frito, dos pimientos morrones, sal y un generoso vaso de buen Coñac espesaron nuestra salsa convirtiendo este plato en un verdadero manjar.
Salpimentar y dorar tantos kilos de carne ha sido una sufrida tarea compartida por mi cuñado Yuyo y por un servidor; ¡eso sí!, no nos ha faltado en ningún momento nuestro buen vaso de vino en la mano o muy cerca de nosotros.
Hemos sido 28 amigos los que hemos tenido la fortuna de disfrutar de esta deliciosa caldereta de cordero extremeña. Tal fazaña no hubiera sido posible sin la colaboración de Fernando a quien como de costumbre le ha correspondido la ingrata pero no por ello menos vital tarea de pelar las patatas para el delicioso puré que nos ha preparado mi cuñado Chisco. También he agradecido mucho la colaboración de mi cuñado Yuyo-estupendo cocinero- quien me ha ayudado a sellar nada más y nada menos que 18 kilos de carne de cordero y también ha picado en brunoise 8 hermosas cebollas y dos puerros.Para la preparación de esta deliciosa caldereta de cordero os envío a través del ciberespacio virtual, no por ello menos real a la receta de mi compañera de Universidad Inés. En esta ocasión, he añadido sólo 300 gramos de hígado de cordero para la salsa y os puedo confirmar que ha sido suficiente para realzar el delicioso sabor de este plato de la cocina popular extremeña.

Chisco nos preparó un delicioso puré de patatas con mantequilla y sal para el que han sido necesarios 10 kilos de patatas gallegas aproximadamente.Gracias Fernandiño por tu paciencia y por tu buen hacer.

Mirad con atención y disfrutad de estos deliciosos pimientos del piquillo.

Enrique Mapelli López nos describe literalmente en la página 135 de su delicioso libro Trece gastrotemas variados que: » Al parecer, el verbo «pilpilear» se debe al escritor Rafael Sánchez Mazas. Aunque resulta expresiva y muy significativa, no ha sido aceptada por la Real Academia Española. En términos generales, significa hervir muy despacio, pudiéndose atribuir a las salsas o combinaciones espesas que se cuecen lentamente con el fin de lograr una concentración de sabores «.
Yo comparto con mi amigo Enrique Mapelli la definición de esta hermosa palabra y la preferencia por la palabra pilpil en lugar de otras palabras que aparecen con las expresiones (pil-pil) o con dos «l», es decir, pill-pill. La verdad es que me encanta su significado y sobre todo la palabra «pilpileando«.
 » Servir una cosa «pilpileando» es servirla cuando todavía en la cazuela caliente sigue produciéndose el hervor sonoro «
En este sencillo vídeo que comparto con vosotros en esta ocasión no han sido  ni el bacalao, ni las angulas, ni las cocochas de merluza, ni las gambas los afortunados y apetitosos ingredientes que han  disfrutado de tan agradable melodía. El pilpileo lo han disfrutado ellos, los más bellos y sabrosos, nuestros deliciosos pimientos del piquillo. Yo he tenido la fortuna de degustarlos lentamente y de poder servirlos pilpileando a nuestros amigos.
Agradecimientos:
A Ignacio, nuestro carnicero (Carnicería Ignacio, Avd. de Finisterre,58, 15004 A Coruña), excelente persona a quien tengo que agradecerle que me cortara toda la carne de cordero de una forma magistral.
A mis compañeras de Universidad Inés y María Consuelo por sus consejos y recomendaciones en el foro de gastronomía-Compartiendo fogones en la actualidad- en la UOC y por la receta de caldereta de cordero extremeña que he puesto en práctica una vez más para esta singular y grata ocasión con algunas variaciones.

A mi amigo Enrique Mapelli López por su obra y por su generosidad.

A Chisco por invitarnos  a tanta tropa a su cumpleaños, a Fernando y a mi cuñado Yuyo por ayudarme al calor de los fogones para lograr saciar a estos jóvenes-unos más que otros- y a todos y cada uno de ellos por compartir buenos y felices momentos con nosotros brindando por la amistad y por la salud.
Mi sincero agradecimiento a todos por compartir y una mención especial con cariño para el compañero que me propuso inmortalizar esta instantánea que trata de expresar con humildad el éxito del evento culinario.
¡Feliz cumpleaños Chisco!; ¡feliz cumpleaños excelente persona y querido cuñaooo! :)).
Queridos amigos: Qué la salud y fuerza os acompañen siempre a lo largo del camino.
¡Carpe diem!.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 395 times, 1 visits today)