Apetitoso Capón de Vilalba asado en un horno generoso al estilo tradicional
Ante vosotros este hermoso y apetitoso  Capón de Vilalba que he cocinado sin prisa alguna y con mucho cariño  para mi familia el 25 de diciembre. Esta grata experiencia ha sido posible gracias a la generosidad de  mi cuñado Chisco que estuvo en la Feria del Capón de Vilalba 2011 y nos llamó por teléfono a María y a mí para preguntarnos si queríamos cocinar un Capón de Vilalba para la comida de Navidad. Evidentemente no me pude negar así que una vez más tengo que darle las gracias a mi cuñado Francisco y a la bella mujer que aportó la sabrosa farsa de este exquisito plato de nuestra cocina tradicional.
La guapa y vital mujer a la que implícitamente hacía referencia en el párrafo anterior es mi cuñada Ana, una mujer muy disciplinada, yo diría que casi “espartana” en cuanto a orden y disciplina se refiere sin que afortunadamente podamos considerarla pariente de Monk en línea consanguínea.  En nuestra familia la queremos un montón y este cocinero aficionado a los fogones también porque es una persona generosa y muy positiva, una mujer optimista que transmite alegría a su alrededor entre sus amigos y sobre todo cuando nuestra familia se reúne, una mujer proactiva, muy creativa-sus hijos también lo son-  y a la que es muy difícil seguirle el paso, ja,ja,ja  porque cuando caminas a su lado, ella lo hace a “magnis itineribus”.

Ante estos hechos y circunstancias; ¿qué más puede pedir un amante de la cocina tradicional?. Tengo la  fortuna de tener salud, un trabajo, una FAMILIA ESTUPENDA y buenos amigos y compañeros de camino al calor de los fogones de nuestras cocinas compartidas.Formando equipo en el camino también disfruto con frecuencia de la compañía de unos cuñados generosos que son unas excelentes personas y lo manifiesto de corazón porque estoy muy orgulloso de ellos así que Yuyo (Julio), Ana (terremoto total, ja,ja,ja), Chisco (Francisco), Cristina, Antonio y Ana que sepáis que así lo siento y así lo expreso con todo mi cariño ante esta excelente y sabrosa vianda de nuestra tierra que hemos degustado en familia.

Para cocinar este hermoso capón de Vilalba de 4 kilos 800 gramos (4,8 kilos) he tomado como referencia la experiencia práctica de mi querida compañera bloguera Mercedes Blanco a quien tuve la fortuna de conocer personalmente en mi querido Santiago de Compostela en la I Xuntanza de Blogueros Gallegos Cocineros 2.0.
Conseguí un excelente resultado siguiendo los consejos y recomendaciones de Mercedes para cocinar el Capón de Vilalba, útil e ilustrativa información que está a vuestra disposición en su estupendo blog denominado APRENDIZ DE CHEF.  La carne estaba exquisita, muy jugosa y la farsa deliciosa, ja,ja,ja; no sobró nada, absolutamente nada así estoy muy satisfecho con esta nueva experiencia culinaria porque todos hemos disfrutado en familia de la calidad de un producto singular y excelente de nuestra encantadora tierra.
 Ingredientes:
Capón de Vilalba de 5 kilos.
Manzanas Reineta del Bierzo (2 para la farsa y 6 para la compota de manzana).
100 gramos de piñones de Castilla.
150 gramos de orejones.
150 gramos de ciruelas pasas.
150 gramos de higos.
2 limones medianos.
Un vaso generoso de Vino de Rueda Solera.
Sal y pimienta negra.
Grasa del Capón de Villalba.
 
Preparación:
1º.- Le pedí a Ignacio nuestro carnicero que mantuviera el Capón de Vilalba en su cámara frigorífica y que  le cortase las patas y el cuello para cocinarlo el día 25 de diciembre por la mañana.
2º.- Salpimentamos  el capón, lo untamos generosamente con su misma grasa por dentro y por fuera  y situamos por la parte superior su propia grasa como podéis apreciar en estas fotografías.
3º.- Como podéis ver en la primera fotografía superior, rellenamos el capón con la farsa que previamente hemos mezclado en un recipiente de cocina. Mi querida suegra Ángeles me ha ayudado en esta acción y ella misma ha cosido la parte anterior y posterior del capón (abertura) como podéis apreciar en las fotografías.
4º.- Ángeles también ha cosido la parte delantera del capón de Vilalba para que los jugos se concentraran con la deliciosa farsa compuesta por trozos manzana, ciruelas pasas, higos, orejones y piñones.

5º.- Posición inicial definitiva para comenzar el asado del capón en horno convencional sin aire caliente.

6º.- Precalentamos el horno a 200º C, introducimos el capón de Vilalba en el horno y a los 5 minutos reducimos la temperatura a 165 º C (tenemos un intervalo de acción de temperatura entre 160ºC y 170ºC como temperatura máxima del asado. Es muy recomendable que no intentemos “acelerar” el asado en ningún momento. Aspecto del capón después de una hora de asado.
7º.- Transcurridas tres horas añadimos sobre al capón el zumo de dos limones y el generoso vaso de vino de Rueda Solera. En esta ocasión no le he dado vueltas al capón como hice cuando asé al gran pavo el año pasado y lo mantuve en esta posición regándolo generosamente con su propia grasa cada tres cuartos de hora de asado.

8º.- El capón de Vilalba estaba en el correcto punto de asado-afortunadamente, todo hay que decirlo- después de 3 horas y quince minutos y lo mantuve reposando en el horno apagado durante diez minutos más.

9º.- Siguiendo las recomendaciones de Mercedes presenté inicialmente el capón entero y recién asado en una fuente amplia y posteriormente lo troceé acompañándolo de la deliciosa farsa, compota de Manzana Reineta del Bierzo (ver receta) y castañas precocidas de agricultura ecológica.

Deseo finalizar esta entrada en mi cocina virtual dando las gracias a mis cuñados Chisco y Ana su esposa  por su generosidad, a Ignacio nuestro carnicero en nuestro barrio  por su paciencia y generosidad porque ha mantenido el capón de Vilalba en su cámara frigorífica evitando que tuviera que congelarlo y mantiene en estos momentos hasta fin de año el increíble pavo de 13 kilos que cocinaré para mi familia si Dios quiere y la fuerza me acompaña.

También quiero darle las gracias a mi compañera bloguera Mercedes Blanco por ser generosa a la hora de compartir su propia experiencia gastronómica con El Capón de Villalba con nosotros. Es justo darte las gracias Mercedes por haberme enviado el año pasado información y recomendaciones que me han sido de gran utilidad para afrontar estas  gratas fazañas al calor de los fogones de nuestra cocina.

Queridos amigos y familia os deseo a todos de corazón una ¡Feliz Navidad! y un excelente año 2011.

Cuando se comparte se gana.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 268 times, 8 visits today)