En una anterior aportación al blog os comentaba que el cazón o bienmesabe en adobo nos encanta en casa. En ese mismo texto os adelantaba que tenía muchas ganas de cocinar el cazón con una sabrosa salsa de tomate casera tal y como nos habían recomendado nuestras amigas de Huelva Dona Vázquez y su encantadora madre Dona Machado quien asimismo me ha recomendado algunos pasos de esta receta que hoy comparto con vosotros.
Al final de este post o entrada en Gastronomía en verso comparto con vosotros algunas observaciones, «confesiones», opiniones y sugerencias como amateur de los fogones sobre la preparación de este plato.
Deseo dedicar con afecto esta receta de cazón con salsa de tomate casera paso a paso a nuestras amigas de Huelva Dona Vázquez y Dona Machado y a nuestra amiga y cocinera María Soledad Guerrero por sus sabios consejos culinarios.
También deseo dedicar este plato a todas las buenas gentes de Andalucía porque cuando se comparte se gana.
Os invito a todos a seguir la preparación paso a paso de este plato de nuestra querida cocina tradicional que he cocinado a fuego lento y con afecto.

Ingredientes:

1,6 kilos de cazón.
700 gramos de tomate pera.
3 cebollas grandes del país.
1 zanahoria en substitución de azúcar (opcional).
1 diente de ajo rojo.
Perejil.
Aceite de oliva virgen extra (AOVE) Gotas de Abril gourmet.
Sal.
Orégano.

En la Plaza de Lugo en A Coruña observé el impecable aspecto de esta sección de cazón
Le pedí a la amable pescadera que me cortara el cazón en rodajas de unos 2 cm de grosor
Preparación:

1º.- Comenzamos cortando en juliana las tres cebollas y reservamos.

2º.- Lavamos en agua fría los tomates, los secamos muy bien con papel absorbente de cocina, los cortamos a la mitad y reservamos.

3º.- Con un rallador de cocina rallamos los tomates y reservamos.

4º.- Cortamos en rodajas el ajo rojo y comenzamos a dorarlo en AOVE con unas ramitas de perejil.
5º.- Con la finalidad de evitar añadir azúcar a la salsa de tomate os recomiendo que incorporéis  a la salsa una zanahoria cortada en brunoise.
6º.- Incorporamos la zanahoria, la pochamos a fuego lento durante unos minutos  y a continuación añadimos las cebollas cortadas en juliana.
7º.- Añadimos sal y pochamos nuestros ingredientes hasta que la cebolla esté transparente, con un bonito color dorado y tierna.
8º.- Cortamos las rodajas de cazón en trozos generosos retirándoles esta pequeña piel exterior que observáis en la fotografía superior.
9º.- Ya tenemos preparados los trozos de cazón limpios y libres de durezas. Salamos generosamente una hora antes de cocinar y reservamos.
10º.- Nuestras hortalizas están en su punto ideal -observad el  apetitoso aspecto de la cebolla- y ha llegado el momento de incorporar el sabroso tomate.
11º.- Incorporamos el tomate rallado y comenzamos a remover a fuego moderado durante unos minutos nuestros ingredientes rectificando el punto de sal.

12º.- Añadimos orégano a nuestro gusto y continuamos sofriendo a fuego lento durante 90 minutos -3 en vitro- nuestra sabrosa salsa de tomate.

13º.- Pasamos la salsa por el chino y reservamos rectificando una vez más el punto de sal.

14º.- Sellamos ligeramente los trozos de cazón a fuego fuerte con un poquito de AOVE en una sartén antiadherente.

15º.- Retiramos la salsa del fuego, incorporamos inmediatamente los trozos de cazón y en uno o dos minutos la textura de su carne estará de muerte relenta.
Ante vosotros un plato rico de nuestra cocina tradicional que os invito a cocinar y a compartir.
Os invito a observar unas apetitosas fotografías que le he dedicado a este plato con afecto, un plato que tiene una gran aceptación en las cocinas gaditana, onubense, malagueña y sevillana.
¿Os apetece mojar pan?

Sugerencias, recomendaciones y opiniones personales:

a) Es un plato ideal para los niños dado que tiene un sabor suave y está exento de espinas.
b) La carne de cazón es muy tierna así que os recomiendo que sigáis los consejos de mi amiga y cocinera profesional María Soledad quien me recomendó que apagase el fuego e incorporase los trozos de cazón sobre la salsa de tomate caliente durante 1 o 2 minutos nada más.
c) «Confesión»: Como no seguí fielmente los pasos de nuestra amiga María, incorporé los trozos de cazón sobre la salsa de tomate y los mantuve a fuego lento durante tres minutos. Como consecuencia de mi «desconfianza»-es la primera vez que cocino de esta forma el cazón- la textura de su carne quedo demasiado blanda para nuestro gusto dado que no estamos acostumbrados a texturas de pescados tan tiernas. De todas formas estaba rico.
d) No incorporé comino dado que dejaría en segundo plato el sabor suave de la carne de cazón.
e) En casa nos gusta mucho más el cazón o bienmesabe en adobo, rebozado en harina y pimentón agridulce de La Vera y frito en AOVE que cocinado de esta forma.
f) La salsa de tomate estaba tan rica que no nos ha permitido apreciar el suave sabor de la carne de esta especie de tiburón.
g) Siguiendo la misma preparación del marrajo, personalmente yo recomiendo el cazón a la plancha aderezado previamente con ajo machacado, abundante perejil muy bien picado, sal en escamas y AOVE.  
¡Ánimo compañeros que mañana es viernes!, disfruten y compartan, compartan, compartan, sean ustedes ampliamente generosos siempre a lo largo del camino.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 337 times, 1 visits today)