En casa nos encanta el cazón en adobo y recuerdo con mucho cariño nuestros viajes a mi querido Cádiz y nuestras frecuentes visitas al Puerto de Santa María donde solíamos cenar pescaíto frito o pescado frito de una forma excelente. El cazón en adobo lo cocinan de una forma estupenda por estas bellas tierras de España, no sólo en el Puerto de Santa María sino en muchos pueblos de esta bellísima provincia de la comunidad autónoma de Andalucía.
El cazón frito lo hemos cocinado varias veces en casa ya que afortunadamente podemos conseguir este rico pescado fresco en A Coruña. En esta ocasión, nos hemos ilustrado en la información o receta aportada por nuestro compañero bloguero Carlos Dube a través de su blog denominado Mercado Calabajío. Como siempre os invito a visitar su cocina porque estoy seguro de que disfrutaréis con su buen hacer gastronómico.
No me cansaré de repetirlo amigos, cuando se comparte se gana y deseo invitaros en este bonito día de cálido verano a unos ricos trocitos de cazón en adobado y frito en un excelente aceite de oliva virgen extra. ¿Os apetecen?.

Ingredientes: 600 gramos de cazón fresco y cortado en trocitos no demasiado pequeños, medio vaso de agua y medio vaso de vinagre, 4 dientes de ajo rojo previamente machacados con la mano, una hoja grande de laurel en trozos, una cucharadita de comino, una cucharadita de sal gruesa, una cucharadita rasa de pimentón agridulce de La Vera, orégano a vuestro gusto, harina Santa Rita para freír pescado, aceite de oliva virgen extra y una cucharadita más de pimentón agridulce de La Vera para mezclar con la harina y rebozar previamente el pescaíto.
Preparación: Con los mencionados ingredientes mantendremos los trocitos de cazón en adobo en un recipiente de vidrio cubierto con papel film durante una noche en el frigorífico. Al día siguiente, retiraremos el pescado del adobo y lo secaremos muy bien sobre papel absorbente de cocina y reservamos.
 
En un plato mezclaremos muy bien harina suficiente y la cucharadita de pimentón agridulce de La Vera. Este paso es opcional pero como a mí personalmente me encanta el excelente pimentón de La Vera y no he dudado un solo instante en incorporar un poquito de pimentón a la harina. A continuación, rebozamos los trocitos de cazón y retiramos el exceso de harina, reservamos. 
Ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen extra en un recipiente hondo mejor que en una sartén -una freidora por ejemplo- y cuando el aceite esté bien caliente a una temperatura de 7 sobre 9 en vitro comenzaremos a freír los trocitos de cazón en pequeños grupos, retirándolos cuando adquieran ese bonito color doradito y ligeramente rojizo que podéis observar en las fotografías.
 
Podemos acompañar este rico pescaíto con patatas fritas, una ensalada y maridarlo con un sabroso y afrutado vino Godello con D.O. Monterrei como así hemos hecho en esta grata ocasión.
 
Curiosidad y propuesta: He preparado en una anterior ocasión el cazón en adobo utilizando los mismos ingredientes con medio vaso de agua y medio vaso de vinagre blanco balsámico y también estaba muy rico pero más suave de sabor. Este vinagre es ideal para ensaladas y es un poquito dulce y menos fuerte que un vinagre normal o un rico vinagre de Jerez y puede ser una buena alternativa para aquellas personas a quienes no les guste demasiado el sabor del vinagre como por ejemplo a mi querida suegra Ángeles.
Tengo muchas ganas de cocinar el cazón con tomate como me ha dicho una amiga de la provincia de Huelva pero esta será otra historia que compartiré con vosotros si Dios quiere y la fuerza me acompaña en otra oportunidad.
Vaya por delante mi sincero cariño para todas las buenas gentes de mi querido Cádiz y mi sincero agradecimiento personal para Carlos Dube por compartir esta estupenda receta de nuestra cocina tradicional con todos nosotros.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 102 times, 1 visits today)