” Cociñando ao pé da letra ” en mi casa
Con Lucía Aldao, Andrea Costas y Yolanda Castaño (de izquierda a derecha) durante la presentación del libro ” Cociñando ao pé da letra ” en la Feria del libro de A Coruña.

El pasado 4 de agosto, María y yo asistimos a la presentación del libro de Yolanda Castaño y Andrea Costas denominado ” Cociñando ao pé da letra ” de la Editorial Galaxia en la ” Feria del libro de A Coruña” en los jardines de Méndez Núñez.No soy ningún experto en crítica literaria y aún menos en literatura gallega pero me permito la licencia con toda humildad de compartir con vosotros la presentación en mi blog de un atractivo y útil trabajo que ha sido realizado con mucho cariño, un bonito trabajo compartido que ha sido dedicado a todas las madres que hay detrás de este libro (” A todas as nais que hai detrás deste libro “).

Yolanda Castaño en la dedicatoria que nos ha plasmado y rubricado en el libro ha utilizado la palabra ” interdisciplinar” para hacer referencia al “menú degustación” que encontraremos en su interior y que ha sido fruto de un excelente trabajo en equipo. Interdisciplinar; ¡sí!, una hermosa palabra por la que personalmente siento una gran atracción en mi vida personal y profesional dado que a fin de cuentas; ” cuando se comparte se gana “.

Al conocimiento se llega introduciendo las manos en la masa así que a modo de una nueva y dulce experiencia práctica culinaria, María y yo os hemos preparado con cariño unas chulas (chulas de pan) a todas y cada una de las personas que habéis trabajado en equipo para ofrecernos este hermoso trabajo.La receta original de estas deliciosas “Chulas” es de Manuel Lourenzo (página 174) y nosotros sólo hemos variado algunas de las cantidades en los ingredientes.

Chulas; ¡qué ricas!

Ingredientes para 16 ó 18 chulas:

3 huevos caseros.
Una pizca de sal.
250 gramos de miga de bollo de pan.
Aceite de oliva virgen de sabor suave.
1 litro de leche entera.
4 cucharadas soperas colmadas de azúcar.
1 rama de canela.
1 cucharadita de anís.
1 cucharadita de canela el polvo.

Preparación:

1º.-
Con un cuchillo cortamos las migas de pan en pequeños trocitos y las situamos en un recipiente de cristal.
2º.- Batimos bien 3 huevos caseros con una pizca de sal y los incorporamos sobre las migas removiendo durante unos minutos hasta que las migas se empapen bien y dejamos reposando nuestros ingredientes durante unos 10 minutos en el frigorífico.
3º.- Mientras María les iba dando forma a las chulas del tamaño de una cuchara sopera–sin apelmazar — con las manos, yo las iba dorando ligeramente a fuego moderado ( 7 en vitrocerámica) y posteriormente las situaba sobre papel absorbente de cocina.


4º.-
Al mismo tiempo en una tartera, calentamos la leche entera con la rama de canela, las 4 cucharadas soperas de azúcar y la cucharadita de anís hasta alcanzar el punto de ebullición.

5º.- Cuando la leche ya ha comenzado a hervir, comenzamos a introducir las chulas y las dejamos cociendo durante un par de minutos nada más.

Podéis disfrutar las chulas calientes o frías bañadas con generosa y deliciosa cantidad de leche como a mi personalmente más me gustan y espolvoreando sobre ellas un poquito de canela en polvo a vuestro gusto.

Mi querida suegra Ángeles sabe que tenía muchas ganas de preparar este delicioso postre casero en mi cocina.

Finalizo este post en Gastronomía en verso, reiterando mi más sincera felicitación personal a Yolanda Castaño, Andrea Costas y a todas y cada una de las personas que de una forma directa o indirecta han colaborado y han hecho posible la publicación de este atractivo, apetitoso, goloso e interdisciplinar trabajo compartido.

A miña máis sinceira felicitación persoal para vós.

 

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 47 times, 1 visits today)