Exquisita crema de puerros con Morchellas confitadas en aceite de oliva virgen extra


Confieso que me encantan los puerros y es difícil que prescinda en mi cocina de esta sabrosa y saludable hortaliza sobre todo para cocinar mis guisos favoritos.

Buscando en Internet una receta para cocinar unas Morchellas, decidí visitar una vez más la cocina de Conchi Zúñiga y encontré una estupenda y sencilla receta de Crema de puerros con Morchellas confitadas que hoy comparto con vosotros.

Tenía muchas ganas de degustar las Morchellas o colmenillas ya que Conchi en nuestra primera visita a Ourense nos había comentado que eran unas setas exquisitas. Aprovechando que es una seta de primavera, me decidí a comprar unos 20 gramos de colmenillas deshidratadas -están prohibitivas superando los  500 euros el kilo- para cocinar dos platos en mi/vuestra cocina.

Muchas gracias Conchi por compartir conceptos y afecto. Confío en que me otorgues el aprobado en la preparación de esta deliciosa crema de puerros con Morchellas confitadas en aceite de oliva virgen extra que he cocinado con mucho cariño y como buen alumno para mi familia. Fotografía: Laura Eiriz.

 

Ingredientes para 6 comensales:

6 puerros grandes y gruesos.
20 gramos de Morchellas o colmenillas deshidratadas (secas).
Caldo de carne.
200 cc de nata de cocinar.
40 gramos de mantequilla.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Perejil para decorar.

Preparación:

1º.- Preparamos un caldo de carne con dos huesos de ternera, un hueso de jamón, varias hojas verdes de los puerros, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y sal. Colamos el caldo y reservamos.
2º.- Hidratamos las Morchellas en agua templada durante una hora, a los veinte minutos cambiaremos el agua y la filtraremos con un colador, reservamos para cocinar otros platos. Incorporamos nuevamente agua templada y continuamos hidratando las colmenillas.
3º.- Situamos las Morchellas sobre papel absorbente de cocina o sobre un paño de algodón y las cubrimos con más papel absorbente para eliminar en la medida de lo posible el exceso de agua que hemos utilizado en su hidratación.
4º.- Según el número de comensales, confitaremos en aceite de oliva virgen extra con un poquito de sal 2 ó 3 Morchellas por comensal durante una hora y reservamos. La temperatura del aceite debe ser a fuego muy lento entre el número 2 y 3 en vitro y el tiempo de confitado dependerá del tamaño de las Morchellas.
5º.- Lavamos y cortamos los puerros en pequeñas secciones y los cocemos en el caldo de carne durante unos 25 minutos rectificando el punto de sal dado que hemos añadido un hueso de jamón serrano.
6º.- Escurrimos los puerros, reservamos el caldo – muy importante- y los salteamos en una tartera con tres cucharadas de aceite donde previamente hemos confitado las Morchellas y la mantequilla durante unos minutos. Incorporamos la nata y continuamos removiendo durante unos minutos más.
7º.- Introducimos nuestros ingredientes en la batidora e iremos incorporando poco a poco el caldo que hemos reservado hasta obtener la textura y la cremosidad deseada.

Las secciones de solomillo de vaca gallega que observáis en la fotografía serán objeto de una posterior receta en mi/vuestra cocina y os prometo que os chuparéis los dedos de forma virtual y real si os animáis a cocinar mi sincera propuesta.
Emplatamos la crema de puerros con las Morchellas previamente confitadas en aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos con perejil. 

Espero que os haya gustado la preparación de este delicioso y sencillo plato de nuestra cocina tradicional y os dejo con algunos consejos y recomendaciones que Conchi Zúñiga nos ha aportado en su blog denominado Cocinando Setas sobre la preparación de las Morchellas colmenillas, una seta bellísima, singular y exquisita; ¡ah!….y carísima, jajajaja.

Morchellas y Morchellas II 

Os deseo unos felices días en familia.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 30 times, 1 visits today)