Aunque yo sigo resistiéndome a que el otoño aparezca en la escena cotidiana de nuestras vidas -es y será siempre inevitable esta circunstancia afortunadamente- debo reconocer que ya quedan pocas horas para que podamos disfrutar de los encantos de una nueva estación.

A medida que me hago más mayor os confieso que me gusta mucho más la luz y el calor del sol siempre y cuando no sea excesivo -en el término medio reside la virtud- y como en esta vida todo es causal en función de nuestras propias circunstancias vividas y por vivir en el camino, yo creo que lo verdaderamente importante  es disfrutar del día a día, vivir y compartir cada momento con independencia de la estación del año en que nos encontremos.

Hace un par de días escuchaba al cantante Raphael  en unas declaraciones en la televisión donde comentaba que  lo verdaderamente importante en la vida no reside en vivir de los recuerdos, de los éxitos, sino que lo verdaderamente importante es tener salud y renovarse día a día. Viniendo esta afirmación de un artista que lleva más de 50 años cantando es para descubrirse y sentir admiración de esta persona, de este gran artista cuyo camino no ha sido nada fácil.

Bueno……….pues aplicando el mencionado principio básico de Raphael, hoy comparto unas deliciosas croquetas de Boletus en una versión 2.0 más sencilla que ha cocinado María, unas croquetas muy cremosas que estaban de rechupete y muy difíciles de superar, lo manifiesto con absoluta sinceridad. Mi papel en esta receta se ha limitado a limpiar y trocear los Boletus en pequeños trocitos, salpimentar y dejar rebozadas en huevo y pan rallado las croquetas para cuando llegara María del trabajo.

María preparó con los ingredientes una salsa bechamel que estaba de muerte relenta y es que en la familia no hay nadie que prepare esta deliciosa salsa cremosa como ella.

Sin más dilación, vamos con la receta.

IMG_7584

Afortunadamente este otoño se ha adelantado y nuestros bosques nos han obsequiado con algunos Boletus edulis y Boletus pinícola.

Ingredientes: 300 gramos de Boletus edulis o Boletus pinícola limpios y troceados, 1/2 cebolla roja, 2 cucharadas colmadas de harina, 60 gramos de mantequilla, nuez moscada, pimienta negra recién molida, sal fina, 2 huevos de corral, pan rallado, 1 litro de leche entera o semidesnatada de Galicia, Aceite de Oliva Virgen Extra ( A.O.V.E).

Elaboración: Limpiamos los boletus de pequeñas hierbas, partes secas y leñosas y de tierra con un cuchillo pequeño y auxiliándonos de un paño de cocina o de papel absorbente humedecidos en agua fría. Cortamos los boletus en pequeños trozos -no demasiado- dado con el salteado menguarán de tamaño. Picamos la cebolla roja en brunoise y la pochamos en la mantequilla fundida a fuego lento hasta que esté doradita. Incorporamos los Boletus troceados y los salteamos a fuego medio durante unos minutos con la finalidad de que nos aporten valor a  la salsa con su rico sabor y agradable aroma. Rociamos nuestros ingredientes con la harina y la tostamos durante dos o tres minutos. A continuación vertemos la leche poco a poco y vamos removiendo hasta obtener la cremosidad deseada de nuestra salsa bechamel añadiendo al mismo tiempo un poquito de nuez moscada – una pizca nada más- rallada, pimienta negra  y sal fina. Cocemos la salsa bechamel (besamel) removiendo a fuego lento, degustamos la salsa y rectificaremos el punto de sal, nuez moscada y de pimienta negra a nuestro gusto.

Cuando la salsa bechamel esté lista, la vertemos en el interior de una manga pastelera y la dejaremos atemperar para posteriormente introducirla en el frigorífico hasta que deseemos preparar las croquetas de Boletus.

Rebozamos las croquetas en huevo batido  y pan rallado y reservamos. Calentamos abundante A.O.V.E en un cazo e iremos friendo de 4 en 4- en nuestro caso- con la finalidad de que queden crujientes por fuera y muy cremosas por dentro. Con una espumadera nos limitaremos a subir las croquetas del fondo del cazo sin voltearlas en ningún momento dada la cremosidad que tienen. No es necesario para nada voltearlas, insisto porque esta tarea es muy importante.

Situamos las croquetas de Boletus sobre papel de absorbente de cocina y ya sólo queda disfrutar de estas exquisitas viandas entre familiares y amigos.

IMG_7613

Limpiamos los boletus de pequeñas hierbas, partes secas y leñosas y de tierra con un cuchillo pequeño y auxiliándonos de un paño de cocina o de papel absorbente humedecidos en agua fría.

 

IMG_7614

Cortamos los boletus en pequeños trozos -no demasiado- dado con el salteado menguarán de tamaño

 

IMG_7615

Picamos la cebolla roja en brunoise y la pochamos en la mantequilla fundida a fuego lento hasta que esté doradita

 

IMG_7618

Incorporamos los Boletus troceados y los salteamos a fuego medio durante unos minutos con la finalidad de que nos aporten valor a la salsa con su rico sabor y agradable aroma.

 

IMG_7619

Rociamos nuestros ingredientes con la harina y la tostamos durante dos o tres minutos.

 

IMG_7622

A continuación vertemos la leche poco a poco y vamos removiendo hasta obtener la cremosidad deseada de nuestra salsa bechamel añadiendo al mismo tiempo un poquito de nuez moscada – una pizca nada más- rallada, pimienta negra y sal fina.

 

IMG_7623

Cocemos la salsa bechamel (besamel) removiendo a fuego lento, degustamos la salsa y rectificaremos el punto de sal, nuez moscada y de pimienta negra a nuestro gusto.

 

IMG_7624

Cuando la salsa bechamel esté lista, la vertemos en el interior de una manga pastelera y la dejaremos atemperar para posteriormente introducirla en el frigorífico hasta que deseemos preparar las croquetas de Boletus.

 

IMG_7625

IMG_7631

Esta útil opción para montar las croquetas auxiliándonos de una manga pastelera nos la recomendó Pilar -prima de María- y os la recomendamos a vosotros con afecto.

 

IMG_7632

IMG_7633

Rebozamos las croquetas en huevo batido y pan rallado y y reservamos. Observad las fotografías inferiores.

 

IMG_7637

Auxiliándonos de un cuchillo o unas tijeras cortamos cada croqueta a nuestro gusto según el tamaño que deseemos.

 

IMG_7634

IMG_7636

IMG_7638

IMG_7639

IMG_7640

IMG_7641

IMG_7642

Calentamos abundante A.O.V.E en un cazo e iremos friendo de 4 en 4- en nuestro caso- con la finalidad de que queden crujientes por fuera y muy cremosas por dentro. Con una espumadera nos limitaremos a subir las croquetas del fondo del cazo sin voltearlas en ningún momento dada la cremosidad que tienen. No es necesario para nada voltearlas, insisto porque esta tarea es muy importante.

 

IMG_7643

Situamos las croquetas de Boletus sobre papel de absorbente de cocina y ya sólo queda disfrutar de estas exquisitas viandas entre familiares y amigos.

 

IMG_7644

Esta croqueta era esférica y os puede aportar información visual de lo cremosas que estaban estas deliciosas croquetas de Boletus. Procede exclamar la popular frase: Vaise do mundo!.

 

IMG_7645

Estas croquetas de Boletus han sido las más exquisitas hasta el día de la fecha en el camino así que os invitamos a cocinarlas con esta receta y ya nos comentaréis vuestra experiencia.

 

IMG_7647 Me despido de vosotros hasta la próxima entrada-post en mi cocina si Dios quiere con esta bonita canción de Alejandro Sanz que desconocía, una bonita canción con la que anticipo la bienvenida a un nuevo otoño, una canción y música que nos informan de los encantos y de los valores tan saludables que la música tiene para nuestro corazón y para nuestra alma.

Es verdad, larga vida siempre a la música……………<3

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 38 times, 1 visits today)