Fabada con su compango

El diccionario de la Lengua Española (RAE) nos define a la fabada como: “(De faba) 1.f. Potaje de judías con tocino, chorizo y morcilla típico de Asturias”.

El verano pasado, tuve la fortuna de disfrutar de una sabrosa fabada asturiana con María en la bella ciudad de Oviedo, un lugar singular para disfrutar este sencillo, potente y delicioso plato. ¡Qué ciudad más bonita y limpia es Oviedo!, con el valor añadido de su variada y rica gastronomía y el encanto especial que le aporta su Casco Viejo.

En esta entrada en el blog, os aporto una sencilla forma de cocinar este delicioso plato que es muy sencillo de preparar, sobre todo, si lo cocináis, aportando como ingrediente principal unas riquísimas fabas (alubias) de temporada del término municipal de A Laracha en la provincia de A Coruña.

Ingredientes:

500 gramos de fabas de A Laracha (A Coruña)
Una morcilla asturiana.
Un chorizo asturiano (me los regalaron).
150 gramos de panceta o tocino entreverado.
Una cebolla mediana en cuatro trozos.
Dos dientes de ajos rojos.
Un manojo de perejil.
Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra (opcional)
Una cucharada de pimentón de La Vera.
Sal, si hiciera o hiciese falta.

Preparación:

a) En una cazuela, ponemos las fabas y las cubrimos con agua fría sobrepasando dos dedos el nivel de agua sobre ellas.

b) Eliminamos con una cuchara o con un cazo, el exceso de espuma que se produce principalmente en la cocción inicial de las fabas.

c) Cuando comiencen a hervir pasados unos minutos, “asustamos” las fabas (alubias) añadiendo un poquito de agua fría y así lo haremos en dos ocasiones más a lo largo de la cocción.

d) Posteriormente, introducimos los ingredientes del compango y añadimos una cebolla cortada en cuatro trozos, dos dientes de ajo machacados con la mano, un buen manojo de perejil y una cucharada de pimentón dulce o agridulce como podéis apreciar en el siguiente vídeo.

e) Cuando la fabada comience a hervir la mantendremos a fuego alto durante unos 5 minutos y posteriormente taparemos nuestra cazuela y bajaremos a fuego mínimo, (3 ó 4 puntos en vitrocerámica) durante 25 ó 30 minutos para esta clase de alubias.

f) En esta ocasión, no he utilizado ni un gramo de sal, dado que la panceta entreverada estaba bastante saladita según me recomendó nuestro carnicero. De lo contrario, conviene ir probando durante la cocción, la sustancia de nuestro plato para saborear el punto de sal.

Presentación: Serviremos las fabas o alubias en platos soperos, y en una fuente aparte el compango en trozos para que cada comensal se sirva a su gusto.

Recomendaciones:

a) No es conveniente añadir demasiada agua cubriendo las fabas y el compango en exceso, dado que la salsa no quedará espesita.

b) Las fabas frescas o de temporada como las que he utilizado en esta ocasión, a diferencia de las fabas secas, es conveniente mojarlas un par de minutos en un bol, secarlas posteriormente con un paño y congelarlas en bolsas de 300 a 500 gramos al vacío en nuestro frigorífico. De esta forma , evitaremos que la piel se desprenda al cocinarlas.

c) A la Fabada le he añadido cebolla, ajo y perejil, porque así nos gusta en casa, pero también podemos prescindir de estos ingredientes y estará muy sabrosa, dado que lo que realmente importa es que utilicemos ingredientes de primera calidad y que se cocine a fuego lento.

d) Este plato está más sabroso al día o dos días siguientes;¡ no lo duden vuestras mercedes!.

Salud; ¡Carpe diem!; ¡feliz fin de semana!.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 18 times, 1 visits today)