Sin palabras, pruébenlo por favor vuestras mercedes.

Un poquito de lechuguita bien condimentada como acompañamiento, no viene nada mal.
Introducimos pequeños trozos del pavo asado que nos haya sobrado, en el interior de uno o varios moldes circulares de acero inoxidable que hemos situado sobre papel para hornear en una bandeja. En la parte superior de los moldes, añadimos queso de Sobrado dos Monxes para que se funda en el horno durante unos minutos, y gratinamos durante un minuto más.

Sí, espera un poquito que ahora mismo, te preparo en el horno, un poquito con su propio juguito y unos trocitos de sabroso queso de Sobrado dos Monxes.¡Claro que ha sobrado pavo! –afortunadamente, todo hay que decirlo y comentarlo- -, y gracias a las recomendaciones de las buenas gentes que comparten conmigo la afición por la cocina, os ofrezco un platico de pavo asado con queso fundido de Sobrado dos Monxes.

Querid@s amig@s y compañer@s, nunca había cocinado tanto en tan corto espacio de tiempo, durante estos felices días en familia, y aún tengo muchas sorpresas pendientes para vosotr@, pero el tiempo se escapa como agua de lluvia entre mis manos, así que a modiño, como decimos por mi tierra.

¿Qué tal, os apetece ?.

Carpe diem compañer@s y felices Reyes Magos; ¡eso sí!, los papás a instalar y desinstalar los juguetes de los peques sin perderse en ningún momento la expresión de sus atentas y alegres miradas; ¿vale?; ¡ah!… y a sintonizar todo tipo de aparatos y demás enseres.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 14 times, 1 visits today)