Compañeras y compañeros blogueros cocineros, muchas gracias por participar en este espacio de encuentro, gracias por vuestra generosidad y por compartir una parte de vuestro tiempo al calor de los fogones de Gastronomía en verso.
Podemos considerar a los mejillones de Galicia como los mejores del mundo, un molusco lamelibranquio multidisciplinar porque lo podemos preparar de una gran variedad de formas sin cometer el frecuente error de aderezarlo en exceso de tal forma que su agradable e intenso sabor natural no lleguemos  ni tan siquiera a percibirlo ligeramente.

A mí personalmente como más me gustan son cocinados al vapor. Hace unos pocos días María y yo cenamos con mi sobrino Pablo, su mujer Begoña y mi querida sobrina Paula y de entrante pedimos unos mejillones al vapor que curiosamente nos los presentaron con abundante perejil picadito espolvoreado sobre ellos.

¡Qué ricos los mejillones!, es una marisco que debemos conservar con cariño y para envidia de nuestros socios europeos así que hoy quiero dedicar esta sencilla pero deliciosa receta a mis queridos seguidores por sus generosos comentarios, sugerencias y recomendaciones al calor de los fogones de esta humilde cocina de aficionados a la gastronomía.

Ingredientes para 5 personas:

2 kilos de mejillones de Galicia.
3 ó 4 hojas de laurel.
Un puñado de sal gruesa.
Perejil.

Preparación: 
1º.- Limpiamos muy bien los mejillones uno a uno con un cuchillo pequeño debajo del grifo raspando ligeramente sus valvas y eliminando el exceso de barbas.
2º.- En una cazuela, añadimos agua suficiente para cocer los mejillones, varias hojas de laurel y sal.
3º.- Ponemos a calentar a potencia máxima en vitrocerámica el agua hasta que comience a hervir.
4.- Introducimos los mejillones en la cazuela con el agua hirviendo y cuando comience a hervir de nuevo, los mantendremos durante unos diez minutos con la cazuela tapada como podéis observar en la imagen inferior.
5º.- Finalmente, escurrimos muy bien el agua, espolvoreamos abundante perejil picadito sobre los sabrosos mejillones y los servimos muy calientes a nuestros comensales.
Os recomiendo para maridar este delicioso plato de nuestra cocina tradicional, un sabroso y afrutado vino blanco Godello con Denominación de Origen Monterrei denominado Crego e Monaguillo. Estoy seguro de disfrutaréis de mi humilde propuesta de aficionado a la cocina.
Un abrazo grande desde mi cocina, queridos amigos y muchas gracias por compartir.
¡Carpe diem!.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 42 times, 1 visits today)