¡Qué guapa es Ponferrada! y quién me iba a decir a mí que por causa de su belleza, sus encantos y su gastronomía los mejillones de mi querida tierra gallega iban a estar presentes una vez más en mi cocina acompañados de una salsa brava que estas buenas gentes del Bierzo utilizan con frecuencia no sólo con mejillones sino también con patatas fritas y huevos fritos de los que más adelante hablaremos compañeros.
Nuestro amigo Fernando me comentaba mientras degustábamos unos sabrosos huevos fritos con patatas fritas, chorizo picante del Bierzo y salsa brava en el Mesón ACEBO en la Avenida Molinaseca, 20, 24401( Ponferrada ),que esta exquisita salsa incorporaba como ingrediente el caldo de la cocción de los mejillones. De esta sencilla forma, la salsa brava de Ponferrada a mi manera está hoy presente en mi cocina para compartirla con vosotros porque cuando se comparte se gana. 
Extremadura, Galicia y León están presentes en este plato porque la cocina nos une y porque España es un país que está para comérselo, no lo duden ustedes nunca, disfruten intensamente de España porque España enamora.
Fuentes para compartir esta grata experiencia en Ponferrada:
Un entrante estupendo que os encantará
Con nuestros amigos Pili, Ramón, Margarita y Fernando en Molinaseca (Ponferrada)
Muchas gracias José Luis Prada Méndez por tu amabilidad y por transmitirnos algo tan básico en la vida como es tomar conciencia y reflexionar sin prisa alguna que sin pasión, ilusión, esfuerzo y voluntad de vencer a las múltiples y variadas circunstancias desfavorables del camino, nuestros objetivos serán inalcanzables.¡A tope José Luis!, siempre a tope con tus proyectos, con tu ilusión y con tu buen hacer porque eres un modelo de buenas prácticas. El Palacio de Canedo es tan sólo una parte importante de tu vida que exterioriza con buen gusto, calidez, encanto y creatividad el cariño y la dedicación que aportas día a día en tus proyectos.Nadie puede dudar que en tan sólo unos minutos, no podemos conocer a una persona pero yo me quedo con un elemento intangible sobre el que debatimos brevemente durante las ilustrativas explicaciones sobre tus viñedos y tus proyectos, ese elemento intangible pero de valor incalculable se denomina afecto.Visita obligada, así lo siento y así lo expreso con afecto.

Con nuestros amigos Pili y Ramón en la visita al Monasterio de San Pedro de Montes


Ingredientes:

1 kilo de mejillones de Cambados.
1/4 vaso de vino Albariño.
2 hojas de laurel.

Para la salsa brava:

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE).
1 cucharadita de pimentón agridulce de La Vera.
1 cucharadita de pimentón picante de La Vera o media guindilla grande.
1 cucharada de harina tamizada.
1/2 taza de salsa de tomate frito natural.
Caldo resultante de la cocción de los mejillones.

Preparación:

1º.- Limpiamos muy bien los excelentes mejillones de cambados y los reservamos.

2º.- En una cazuela amplia cocemos al vapor con dos hojas de laurel nuestros mejillones rociándolos previamente con un poco de vino Albariño.
Son dos kilos de mejillones de Galicia los que estáis observando.
3º.- Cuando los mejillones hayan abierto sus valvas ya podemos comenzar a degustarlos directamente y os aseguro que los mejores mejillones del mundo son un manjar exquisito. Reservamos una parte de ellos para prepararlos con la exquisita salsa brava que prepararemos a continuación paso a paso en las siguientes imágenes para delicia y tentación de los mortales.
Los mejillones son un alimento muy saludable, económico y rico en hierro
4º.- Comenzamos añadiendo al AOVE precalentado a fuego moderado la media guindilla durante un par de minutos y la retiramos transcurrido este tiempo.
5º.- Como no tenía pimentón picante en casa he utilizado en esta ocasión la guindilla y he añadido una cucharadita de pimentón agridulce de La Vera. Removemos durante unos segundos y a continuación añadimos la cucharada de harina. Continuamos removiendo durante un par de minutos más y vamos incorporando poco a poco el caldo de la cocción de los mejillones que hemos pasado previamente por un colador hasta obtener la textura de la salsa que más nos guste.
Mantenemos el caldo de los mejillones caliente
Observad la salsa como va mostrando poco a poco un aspecto más apetitoso a medida que transcurre el tiempo de cocción mientras vamos incorporando el caldo de los mejillones poquito a poco.
5º.- A continuación, incorporamos la salsa de tomate frito natural, removemos poco a poco a fuego lento, añadimos un poquito más de caldo de la cocción de los mejillones, rectificamos de sal y dejamos cociendo la salsa a fuego lento durante un para de minutos más.
6º.– Podemos utilizar una batidora para homogenizar la salsa y posteriormente comenzar a preparar nuestros mejillones con la exquisita salsa brava.

7º.- Retiramos una de las valvas a cada mejillón y los vamos situando sobre un plato amplio como podéis observar en las fotografías superior e inferior.

Observad la calidad y la frescura de estos mejillones de Galicia
8º.- Con la rica salsa brava ya preparada, comenzamos a incorporar a cada uno de los mejillones un poquito de salsa a nuestro gusto y os prometo que después de degustar este manjar os acordaréis gratamente de un servidor y de los mejores mejillones del mundo.
Observad por favor estas fotografías, sobran las palabras queridos amigos.
Pero esta historia aún no ha terminado y alguno de vosotros os preguntaréis:-¿Qué podemos hacer con la salsa sobrante?. Bueno, de momento comparto con vosotros estos deliciosos huevos fritos camperos con patatas fritas, salsa brava por causa de Ponferrada y chorizo del Bierzo que nos obsequió nuestro amigo Fernando durante nuestra visita al corazón del Bierzo. No obstante hablaremos, hablaremos compañeros, lo prometo.
Esta entrada en mi cocina se la dedico a nuestros amigos, Pili, Ramón, Aurora, Margarita, Fernando, a José Luis Prada y a todas las mujeres que en el día de hoy celebran su onomástica y a todas las buenas gentes de la mar.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 141 times, 4 visits today)