Ingredientes para 22 personas: Vídeo

• Arroz con denominación de origen “Arroz de Valencia”, variedad Senia 2kgrs.
• 2 kilos de pollo
• 2 kilos de conejo.
• 500 gramos de garrofón .
• 350 gramos de alubias baby.
• 3 Tomates naturales medianos rallados.
• 500 gramos de Judías verdes.
• 10 Alcachofas troceadas a la mitad.(Vídeo)
• ¼ litro de aceite de oliva virgen extra de Córdoba.
• 2 cucharaditas de café de Pimentón dulce de Cáceres.
• Azafrán puro: 4 sobrecitos.
• Perejil picadito.
• Un poquito de especias: Romero fresco, tomillo y orégano.
• 4 ramitas de romero fresco
• Sal.
• Agua: Caldo suave de pechuga de pollo cocida con un tomate, dos zanahorias, sal, y azafrán.

Preparación:

1º.- Comenzamos calentando el aceite en la paellera procurando que esté bien nivelada.2º.- Añadimos el pollo y el conejo troceados. Freiremos bien la carne, procurando que quede bien doradita. Tendremos cuidado con el fuego para que no se nos queme el aceite y que no se nos pegue la carne al fondo. (Vídeo)

3º.- Incorporamos la judía verde cortada en trozos de 3 cm, las alcachofas troceadas a la mitad, el haba baby y el garrafón sofriendo unos minutos estos ingredientes. (Vídeo)

4º.- Añadimos el perejil y las especias aromáticas (romero fresco, tomillo, orégano) por partes y por este orden, procurando que no se nos queme nada.

5º.- Con el aceite a una temperatura que no sea excesiva, añadiremos el tomate y el pimentón en el centro de la paellera. Sofreímos estos ingredientes con cuidado sin quemarlos y después repartiéndolos por todo el conjunto con la finalidad de dar color al resultado final. (Vídeo)

6º.- Cuando esté el tomate frito, le añadiremos el agua (del grifo, Solán de Cabras, o como en mi caso, un caldo suave de pechuga de pollo. Hay quien fríe el arroz en el aceite y después añade el agua pero con esta variedad de arroz (Senia) que he empleado mejor que no. (Vídeo)

7º.- Cuando esté el agua hirviendo, y sólo cuando esté hirviendo, añadiremos el azafrán y esparciremos el arroz en forma de lluvia repartiéndolo sobre todo el recipiente. Con unas pinzas largas tipo las choriceras de barbacoa si las tenéis, removeremos bien el arroz por la paella, intentando que quede bien repartido y no lo volveremos a tocar. (Vídeo)

8.- Tiempo de cocción: 15 minutos, los 5 primeros ebullición fuerte, ¡muy fuerte!, los 5 segundos medio-flojos, y los 5 últimos muy flojos. Cuando cumpla los 15 minutos , secaremos la paella en un fuego de cocina tradicional, dándole calor por zonas localizadas y aisladas. Oiréis como fríe el arroz después de que se evapore el agua sobrante. Si sobra agua, aquí le hacéis el socarrá si os atrevéis –- yo no lo he hecho –. Los principiantes usan una aguja de las de pincho moruno para ver si el arroz ya se agarró al fondo. Si le dais mucho calor quemareis el aceite, pero tenéis que darle calor para evaporar el agua, después lo bajaréis.

9.- En mi caso, he dejado reposar unos minutos el arroz, cubriéndolo después de añadirle previamente, unas ramitas de romero fresco por encima –(8 minutos + ó -)–, antes de servir la paella, con la finalidad de que el arroz terminara la cocción y la absorción del caldo. Este reposo suele sentar muy bien a las paellas sobre todo si han quedado un poquito duras–el arroz en superficie– como así ha sido en mi caso con mi primera experiencia.

Desde este espacio quiero dar las gracias a Carlos Gómez, creador de la Web “La Paella” y Roberto Martínez del restaurante “La Paella de Roberto” por su amabilidad y por sus buenos consejos y recomendaciones, que he procurado asimilar y poner en práctica con mucho cariño para poder hacer frente a mi primera paella, plato complicado, que con el buen hacer y la experiencia intentaré mejorar en su resultado final.

También deseo dar las gracias a mis queridas compañeras de Universidad, Ana, Carmina y Silvia por compartir sus opiniones y experiencias culinarias en la sección “Arroces” del foro de Gastronomía de nuestra Universidad y a mi querido Cuñado Chisco que me ayudó en la última fase de cocción del arroz, dado que me quedé corto de caldo debido a que en lugar de emplear los 80 gramos para este tipo de arroz por persona, recomendados por Carlos utilicé 91 gramos.

Como conclusión final, y fruto de esta primera y grata experiencia con la paella en el día de mi cumpleaños, creo que mi cuñado Julio tiene razón cuando nos comentaba en la comida, que el control constante de la temperatura en todas y cada una de las fases de preparación de este plato es vital.

¡ Cuando se comparte se gana !.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 70 times, 1 visits today)