Sabrosas patatas revolconas o meneás

«España es un país para comérselo». Me encanta esta frase y debo confesar que tengo un cariño especial por «Mi querida y añorada Salamanca« .En nuestra última visita a Salamanca, hace un año por estas mismas fechas, un grupo de amigos visitamos el bonito pueblo de Sequeros y conocimos a la familia de Teresa, encantadora mujer al igual que su madre Toñi quienes fueron muy amables con nosotros durante nuestra estancia en la Casa rural Abadía.Quiero daros las gracias con esta sencilla aportación en nuestro blog a las dos por haberme enviado la receta de patatas revolconas que os había pedido, un plato de nuestra cocina tradicional muy sabroso y sencillo en cuanto a su preparación .Nuestros amigos Pili, Aurora, Ramón y María y este humilde aficionado a la cocina, os enviamos nuestro cariño, nuestros gratos recuerdos y confiamos en que nos volvamos a encontrar pronto una vez más en el bonito pueblo de Sequeros (Salamanca), donde el estrés ha sido declarado por el bellísimo entorno natural: » Tensión circunstancial non grata «.
Una receta de la cocina tradicional de mi querida Salamanca

Un primer plato o un entrante para chuparse los dedos

Nuestros ingredientes básicos


Ingredientes para 8 personas:

1,5 kilos de patatas gallegas de A Laracha.
1 bandeja de torreznos de Soria.
1 pimiento rojo.
1 cebolla mediana.
6 dientes de ajos rojos.
2 hojas de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal gruesa.

Excelentes torreznos de Soria de la empresa La Despensa

Esta será la presentación del producto en vuestras casas
Preparación:

 1º.- Pelamos y cortamos las patatas en trozos o en rodajas para cocerlas en agua suficiente para que no se pequen con un poco de sal gruesa, un pimiento rojo en trozos que posteriormente retiraremos, y dos hojitas de laurel fresco.


Excelentes patatas de A Laracha (A Coruña)


2º.-
Cuando las patatas estén cocidas se retira el caldo y se reserva. Comenzamos a machacar estas excelentes y deliciosas patatiñas galegas de A Laracha con un tenedor y también las reservamos hasta el siguiente paso.
Excelentes torreznos de Soria de la empresa La Despensa. Los freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra a temperatura fuerte (190ºC – 200ºC) durante 4 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando.


3º.-
Mientras se cuecen las patatas se va friendo la panceta o la papada o incluso tocino–la madre de Teresa (Toñi) lo hace con panceta fresca– y en la grasa que ha soltado se fríen o pochan a fuego lento la cebolla y los ajos rojos muy picaditos. En mi caso, he utilizado estos deliciosos «Torreznos de Soria» que he comprado a través de la página Web denominada: Saborea Soria.Los torreznos que habíamos degustado en Bocigas eran deliciosos pero estos torreznos también son de una gran calidad–no cobro comisión alguna– y excelente sabor. El único inconveniente es que su precio se encarece bastante al tener que solicitar el producto por Internet y abonar los correspondientes portes a la empresa La Despensa.
Os recomiendo la visión de este ilustrativo vídeo sobre la correcta preparación de los torreznos:


4º.-
A continuación, incorporaremos a la cebollita y a los ajitos bien pochaditos una generosa cucharada de Pimentón de la Vera (Cáceres), rehogando a fuego lento con cuidado de que no se queme en ningún momento.
5º.- A la mezcla anterior–siguiendo instrucciones de Toñi dedicadas a aquellas personas a quienes no les guste encontrarse con trocitos de cebolla o ajo en las sabrosas patatas revolconas–le he añadido un poquito de caldo de la cocción de las patatas y la he triturado con la batidora durante 15 ó 20 segundos nada más.La salsa resultante la incorporaremos sobre las patatas que previamente ya hemos machacado con la ayuda de un tenedor. Continuaremos machacando las patatas mezclándolas con la sabrosa salsa y un poquito de caldo poco a poco hasta obtener la textura que sea de nuestro agrado según podéis ver en el breve vídeo que os he aportado al final de las últimas fotografías de esta receta.Toñi, nos indica un paso más en su receta que consiste en añadir posteriormente sobre las patatas revolconas, un poquito más de pimentón dulce, pimentón picante y la cantidad de caldo que queramos para que queden las patatas blanditas y con su textura a nuestro gusto. En mi caso, he optado por no añadir más pimentón porque me conozco y como me gusta tanto podría pasarme en la utilización de este sabroso ingrediente.

Los torreznos fritos son un manjar irresistible

Os aporto este breve y sencillo vídeo casero donde he tratado de resumir la receta a marchas forzadas, consciente de que sabréis disculparme dado que el tiempo se escapa inexorablemente entre mis manos como el agua en una cesta.

DSC_0388

Un beso grande Teresa y un fuerte abrazo para tu madre y para toda la familia. ¡Nos volveremos a ver pronto si Dios quiere!.

Cuando se comparte se gana.

Carpe diem.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 679 times, 1 visits today)