El 16 de julio de 2011 hacia referencia en Gastronomía en verso a una sabrosa receta de Bonito de la abuelita Carmen y con motivo del día de la madre, al calor de los fogones de esta cocina compartiré con vosotros una sencilla y económica receta que me ha aportado Ángeles.
Carmen era una mujer entrañable y Ángeles recuerda con cariño a este sabroso plato de nuestra cocina tradicional que cocinaba con frecuencia su querida madre, la abuelita pequeñita como todos la conocemos en nuestras familias y que también recordamos y recordaremos siempre con mucho cariño.
Hoy seis de mayo, primer domingo de mayo es un día especial para recordar y honrar a nuestras madres. A los que aún tenéis la fortuna de disfrutar de su compañía, yo os recomendaría-perdonadme la licencia- que disfrutéis intensamente y con frecuencia del calor y del cariño incomparables de vuestras madres porque el tiempo pasa tan deprisa que no deberíamos desperdiciar los buenos momentos para honrar en la medida de nuestras posibilidades a quienes nos han dado la vida y la gran oportunidad de ser felices en este mundo.
Sí, ya sé que el camino es largo y que todos vivimos en una sociedad demasiado acelerada, pero siempre hay tiempo para reflexionar y para compartir una parte de nuestro tiempo con las personas que más queremos.
Ojalá acreditara una voz tan hermosa como la de Luciano Pavarotti (Mamma) para cantarles a todas las madres del mundo, sobre todo en estos tiempos en los que caminamos y nos dirigimos hacia una sociedad de mayores.

Hace pocos días he recibido en mi casa un bolsa de 2 kilos patatas nuevas de Málaga de la empresa Ibérica de Patatas. Patricia Sanz del Gabinete de prensa de esta empresa me ha invitado a degustar sin ningún compromiso este producto que describía en su correo electrónico del siguiente tenor literal: “la patata nueva de Málaga, la primera patata nueva de la temporada en España, un producto de gran calidad, frescura y sabor que hasta hace poco tiempo era difícil encontrar en la gran distribución, ya que es una variedad muy sensible y que dura menos que otro tipo de patatas. La campaña de la patata nueva de Málaga comienza esta semana y dura aproximadamente hasta mayo”.

Ya sabéis que soy un enamorado de los productos de Galicia y que la patata gallega es un producto excelente, de todas formas, España es un país para comérselo y quien no sabe compartir nunca sabrá apreciar la diversidad de excelentes productos naturales y la rica y variada gastronomía que nos ofrece nuestro país.

Ingredientes:
2 kilos de patatas nuevas.
150 gramos de jamón serrano.
1,5 chorizos de lomo.
5 huevos caseros.
2 dientes de ajo rojo.
Aceite de oliva virgen extra.
1/2 vaso de vino fino (Tío Pepe).
1/2 litro de agua o caldo de verduras.
1 cucharadita de pimentón agridulce de La Vera.
Perejil.
Sal.
Nuestros ingredientes básicos para ofrecerles a nuestros comensales  un plato muy sabroso, bueno, bonito y barato :).
Las patas nuevas de Málaga son sabrosas y de excelente calidad
Preparación:
1º.- Picamos los ajos y comenzamos a dorarlos ligeramente a fuego lento en un poco de aceite de oliva virgen extra.
2º.- Transcurrido un minuto, incorporamos el chorizo y el jamón serrano y rehogamos nuestros ingredientes durante 2 minutos.
3º.- María ya había cortado previamente las patatas como para hacer una tortilla española así que inmediatamente las incorporamos sobre el jamón y el chorizo y rehogamos con cariño durante unos minutos.
4º.- Incorporamos una cucharadita de excelente pimentón de La Vera y continuamos rehogando a fuego lento un minuto más.
5º.- Incorporamos el medio vaso de vino fino y subimos la temperatura del fuego. Continuamos removiendo nuestros ingredientes hasta que se consuma el alcohol.
El agradable olor en la cocina es increíble y estimula nuestro apetito
6º.- Añadimos medio litro de agua caliente o caldo de verduras, la suficiente cantidad para cubrir las patatas.
En la fotografía superior podéis observar el nivel del agua.
7º.- Separamos las claras de las yemas de los cinco huevos como podéis observar en la fotografía superior.
8º.- Incorporamos las claras una a una sobre el guiso y a fuego lento dejamos cociendo nuestro ingredientes durante 15 minutos. Posteriormente retiramos la olla del fuego y nos vamos a tomar el aperitivo.
9º.- Transcurridas 2 horas, regresamos y procedemos a calentar el guiso a fuego lento hasta conseguir una temperatura uniforme. Es el momento de incorporar las yemas una a una con mucho cuidado para que no se rompan, tarea en la que ha ayudado mi hijo Juan Carlos.
10º.- Tapamos la olla y transcurridos cinco minutos a fuego lento-3 ó 4 en vitro-podremos disfrutar de un exquisito plato de patatas viudas con nuestra familia.
Emplatamos, espolvoreando sobre nuestro delicioso guiso abundante perejil
Ante vosotros, un sabroso plato de nuestra cocina tradicional, un exquisito plato de cuchara que os sorprenderá por su sencillez en cuanto a su preparación pero sobre todo por su aroma y por su delicioso sabor.
Os invito a cocinar este plato rico, rico, rico y sobre todo a recordar mis sinceras palabras compañeros; disfrutad intensamente de la compañía de vuestros padres, honrad a vuestras madres, no sólo en un día especial sino todos los días de vuestra vida. 
¡Carpe diem!.
(Visited 34 times, 3 visits today)