Potaje de garbanzos con espinacas y bacalao
Os aporto en este post una receta de un sabroso y nutritivo potaje de garbanzos con espinacas y bacalao tal y como lo prepara mi querida suegra Ángeles.
Las legumbres constituyen un alimento muy completo y saludable y sería recomendable que las tuviéramos presentes con más frecuencia en nuestra alimentación.

Ingredientes para 8 personas:

– 600 gramos de bacalao (en seco)

– 800 gramos de garbanzos

– 1 kilo de espinacas

-1 pimiento morrón grande en tiras

– Perejil (un ramillete)

-1 cebolla grande picadita

– 2 rebanadas de pan

– 6 dientes de ajo

– ¼ litro de aceite de oliva virgen extra

– Sal (poca)

Pimentón dulce o agridulce de Cáceres


Elaboración:

El día anterior pondremos a desalar el bacalao (en agua bien fría y en la parte inferior de nuestro frigorífico y cambiando el agua tres veces), y por la noche los garbanzos a remojo.

Comenzamos poniendo los garbanzos a cocer en agua con muy poca sal, un chorro de aceite y una cebolla muy picadita. Cuando rompa a hervir, bajaremos el fuego para que vaya más lento y no rompan las legumbres.

En una olla aparte coceremos (daremos un hervor) las espinacas con un poco de sal antes de incorporarlas a los garbanzos.

En una sartén con abundante aceite, freímos 2 rebanadas de pan y las incorporamos a un mortero con tres dientes de ajo (no muy pequeños) y abundante perejil picado. Machacamos bien estos ingredientes con un poco de agua de la cocción y añadimos la mezcla resultante a los garbanzos cuando estén prácticamente cocidos (diez minutos antes) removiendo durante unos segundos.

En el mismo aceite que nos ha sobrado en la sartén se fríen unas tiras de pimientos morrones y las reservamos en un plato.

A continuación enharinamos ligeramente los trozos de bacalao y los doramos un poquito antes de incorporarlos a la olla.

Incorporaremos aceite a nuestra sartén y haremos una abundante ajada con otros tres dientes de ajo en láminas y una abundante cucharada sopera de pimentón agridulce de la Vera.

Cuando comprobemos que los garbanzos empiezan a estar tiernos (dependerá del tipo y de la calidad de legumbre que hayamos elegido), incorporaremos sobre ellos y por este orden los siguientes ingredientes: Las espinacas escurridas y encima de éstas los trozos de bacalao y las tiras de pimiento morrón frito y en último lugar distribuyendo sobre los ingredientes la ajada que teníamos preparada y reposando en nuestra sartén.

Por último dejaremos cociendo lentamente todos los ingredientes durante unos diez minutos.

Nota: Opcionalmente podéis añadir unas gotas de vinagre a la ajada y sustituir el bacalao por huevos cocidos cortados a la mitad.

Recomendación: Este plato está más sabroso al día siguiente.

 

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 17 times, 1 visits today)