Quesos gallegos con acompañamiento frutal 
Muchas gracias Marisa, Ramón, Juan Carlos y María José por el libro denominado Cocina Actual POSTRES editado por Alba Libros, S.L que me regalasteis en su día con motivo de la celebración de mi cincuenta cumpleaños, una fuente de consulta con recetas sugerentes en la que María y yo nos hemos ilustrado para compartir este rico postre con vosotros y con todos nuestros amigos y compañeros de fogones virtuales y reales.
Quiero darle especialmente las gracias a mi esposa María por su paciencia dado que me ha ayudado y ha hecho posible que podamos compartir con todos vosotros la presentación de este rico postre que más que un postre ha sido nuestra cena y postre a un mismo tiempo en el día de hoy. 
Una combinación a nuestro/vuestro gusto de varios quesos gallegos, dulce de membrillo casero, uvas, pera conferencia, nueces y miel; ¡ qué rico compañer@s !.
La sabiduría popular con el queso es capaz de preparar un plato inigualable:
 
Una rosca y un bollo
están bailando,
y una onza de queso
está mirando.
¡qué gracia fuera
que un racimo de uvas
se apareciera”.
 
Fuente consultada: La Gastronomía en Verso de mi querido amigo Enrique Mapelli López.
“Queixo de tetilla”, “Queixo de Arzúa, “Queixo do Cebreiro” y “Queixo San Simón da costa”
Loly Llano del blog ” O Garfelo ” también forma parte de esta entrada en mi cocina dado que he puesto en práctica su receta de dulce de membrillo casero después de una incidencia previa que un poquito más adelante os comentaré. Muchas gracias Loly por esta estupenda receta, muchas gracias por compartir.
Entre la receta de dulce de membrillo que me había recomendado mi amiga Pili y la receta de Loly, yo os recomendaría preferentemente -menos riesgos de accidentes por quemadura- esta última para aquellos de vosotros que os animéis por primera vez a cocinar este delicioso postre aunque ya sabéis que para gustos se pintan colores.

En la receta de dulce de membrillo casero que Loly Llano nos aporta en su blog están a vuestra disposición todos los pasos necesarios para cocinar este dulce postre así que yo sólo me limitaré a comentar brevemente mi experiencia culinaria:
 
Ingredientes:
 
2,2 kilos de membrillo.
1,1 kilos de azúcar.
Preparación:  
1º.- Pesamos la carne de membrillo y el azúcar e incorporamos en una pota amplia una capa de membrillo y otra de azúcar en varios niveles hasta finalizar con una última capa de azúcar. Dejamos reposando 24 horas nuestros ingredientes con la pota tapada y al día siguiente observaremos gratamente que la carne del membrillo ha cambiado de color debido a la oxidación de la fruta y se ha formado una abundante cantidad de almíbar: Fotografías superiores.
2º.- Comenzamos a cocer la carne de membrillo en su propio almíbar a fuego lento- 5 en vitro- durante una hora y media sin tapar completamente la pota y removiendo de vez en cuando.
Una excelente tartera AMC para cocinar es seguridad y garantía de éxito ante los fogones y hago constar que no recibo ninguna comisión por afirmar esta verdad. La tartera es de mi suegra Ángeles pero no pierdo la esperanza de tener una algún día cuando superemos esta crisis, ja,ja,ja……….la superaremos, seguro que sí.
3º.- Transcurridos 90 minutos y después de batir nuestros ingredientes con una batidora aquí tenéis el milagro. Os aseguro que disfrutaréis de un postre rico, rico de verdad y podréis combinarlo con los ingredientes que más os gusten o preparar muchos postres.
4º.- Para finalizar, envasaremos el membrillo inmediatamente en los moldes que más nos gusten cubriendo el dulce de membrillo con papel vegetal.
De todas formas, os confieso que no todo ha sido un camino de rosas para alcanzar el éxito en la preparación de este exquisito postre. 
En el siguiente vídeo que no he editado ni retocado en una sola palabra y que contiene varios errores  como por ejemplo denominar mosto al almíbar y varios mássss, os comento brevemente algunos consejos que deberíais tener en cuenta para que vuestra primera experiencia no se vea frustrada y se os queme el membrillo por estar distraído-menos mal que me avisó María- o por haber utilizado una cantidad insuficiente de carne de membrillo.
Somos humanos y reconocer nuestros fracasos, nuestros defectos y errores es una práctica muy saludable que he aprendido con los años gracias a las circunstancias y a los  buenos amigos porque afortunadamente amigos de verdad “habelos hainos no camiño” (haberlos los hay en el camino).
Loly, ya ves que tú no has sido la única que se ha despistado ante los fogones, en mi caso fue una combinación de circunstancias, unos cuantos membrillos que me regaló mi amiga Pili, exceso de temperatura y distracción, así que lo verdaderamente importante compañera de fogones es compartir para disfrutar y aprender.
Os deseo a tod@s un feliz comienzo del otoño que ya está llamando a las puertas de nuestras cocinas.

 

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 95 times, 1 visits today)