Revuelto de grelos de Monfero con huevas de erizo de mar y morcilla de Burgos.
Revuelto de grelos de Monfero con huevas de erizo de mar y queso Arzúa-Ulloa.


Asociar una vez más los bonitos recuerdos de mi infancia a los erizos de mar ha sido una grata experiencia para mí. Por un lado, han regresado a mi memoria «aquellas fazañas marinas» que realizaba con mis amigos cuando íbamos a bucear a pulmón para coger erizos del fondo rocoso de las playas de A Coruña y en el Dique de Abrigo (Dique de Barrié de la Maza). 
 
Como ya sabéis, el agua del mar por estar tierras (Galicia) está fría de …….? 🙂 y a medida que desciendes buceando hacia el fondo marino la temperatura del agua disminuye notablemente, de ahí que para intentar «protegernos del frío» 🙁 nos poníamos una camiseta de algodón.
 
El sabor de las huevas de erizo de mar crudas (muy frescas) es intenso, especial y muy sabroso. Hacía muchos años que no había vuelto a degustar el caviar de erizo y os puedo asegurar que ha sido un verdadero placer.
 
Esta entrada en gastronomía en verso deseo dedicársela con cariño a mi compañera de trabajo Montse quien me ha obsequiado con estos deliciosos frutos del mar de nuestra tierra  y a mi amiga Laura del blog denominado » La cocina de Mezquita » quien en nuestra  I Xuntanza de Blogueros Cocineros Gallegos 2.0 en Santiago de Compostela ya me había informado de las excelencias culinarias de este sabroso producto. 
 
Laura me ha recomendado añadirle al revuelto de grelos con caviar de erizo de mar unos trocitos de queso de Arzúa y así lo he hecho con el primer plato. El resultado ha sido excelente.
 
También quiero dedicar esta entrada en mi cocina a mi compañero de trabajo Eliseo a quien le gusta mucho la cocina y todo lo que hace referencia al ilimitado y siempre gratificante mundo de la gastronomía. Eliseo me había comentado que las huevas de erizo de mar las había degustado en una ocasión en Asturias en un revuelto que incorporaba como ingrediente un poquito de Morcilla de Burgos y el segundo revuelto o segunda opción 🙂 lo he cocinado siguiendo sus recomendaciones y sólo puedo expresar que el resultado también ha sido excelente y muy recomendable como entrante o primer plato.
 
Me alegro de tener la fortuna de disfrutar de la amistad de mis buenos compañeros y amigos y es que como suelo comentaros hasta la saciedad -os pido disculpas una vez más -; «Cuando se comparte se gana«.

 Erizos de mar de Galicia
Una forma sencilla de abrir los erizos de mar es utilizando dos cucharas o cucharillas introduciéndolas por la boca del erizo enfrentadas por su parte convexa y realizando una pequeña presión por los extremos opuestos.
El erizo de mar nos mostrará las hermosas y deliciosas huevas de vivos colores
Retiramos las huevas con mucho cariño utilizando una pequeña cucharilla.
Huevas de erizo de mar (Caviar de erizo de mar).
Ingredientes para cuatro personas:
 
600 gramos de grelos de Monfero cocidos y muy bien escurridos (mis grelos favoritos)
120 gramos de huevas de erizo de mar (Caviar de erizo).
8 huevos de corral (caseros).
50 gramos de queso de Arzúa.
3 rodajas de Morcilla de Burgos.
8 tostadas de pan artesano (2 por comensal)..
1 diente de ajo grande.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Preparación:  

 1º.- Comenzamos dorando a fuego lento un diente de ajo en el aceite.

 2º.- Limpiamos los Grelos de Monfero con agua fría y los cocemos hasta que estén tiernos en abundante agua fría con un poco de sal y un chorro de aceite de oliva virgen extra. Escurrimos los grelos muy bien y posteriormente absorbemos muy bien el agua con papel absorbente.
 
Salteamos ligeramente los grelos con unos trocitos de queso de Arzúa hasta que se funda. Rehogamos con suavidad nuestros ingredientes.
 3º.- Primera opción: Incorporamos 60 gramos de huevas frescas de erizo de mar y salteamos durante 30 segundos nada más. Segunda opción (recomendable): Incorporar las huevas crudas de erizo-un manjar- una vez que ya hemos cocinado el revuelto de los grelos para apreciar con más intensidad su delicioso sabor a mar.
4º.- Batimos muy bien 4 huevos caseros y los incorporamos a nuestros ingredientes removiendo constantemente a fuego lento hasta conseguir el punto a nuestro gusto.
5º.- A mí personalmente me gustan los revueltos muy jugosos pero cada comensal tiene su propio gusto y tendremos que conciliar texturas y sabores 🙂.
Un delicioso revuelto de grelos de Monfero con huevas de erizo de mar y queso de Arzúa. 
 
Revuelto de grelos de Monfero con huevas de erizo de mar y Morcilla de Burgos.
 1º.- Doramos un diente de ajo rojo y freímos dos tostadas de pan artesano, escurrimos el aceite en exceso del pan frito con papel absorbente.
 2º.- En el mismo aceite salteamos ligeramente dos o tres pequeñas rodajas de Morcilla de Burgos sin la piel.
 3º.- Incorporamos los 300 gramos sobrantes de grelos de Monfero muy bien escurridos y salteamos durante un minuto nada más.
4º.-Añadimos 4 huevos caseros, un poquito de sal  y los rompemos poquito a poco a fuego bajo -3 ó 4 en Vitro- sin dejar de remover la sartén hasta que el resultado final esté a nuestro gusto. Personalmente yo prefiero esta forma para cocinar un delicioso revuelto.
5º.- Para finalizar, cuando el revuelto de grelos y la Morcilla de Burgos esté a nuestro gusto, emplatamos muy rápido utilizando un aro de acero y distribuyendo las huevas frescas y crudas de erizo de mar sobre nuestro revuelto. 
Queridos amigos, es muy difícil expresar con palabras lo sabroso que estaba este revuelto de Grelos de Monfero con caviar de erizo de mar y un poquito de  Morcilla de Burgos.
 
Os deseo de corazón un feliz fin de semana y nos vemos en la próxima oportunidad en mi/vuestra cocina.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 509 times, 1 visits today)