Una compañera en la Universidad nos dio a conocer el origen de la palabra horchata, deliciosa bebida que os recomiendo dado que aún seguimos disfrutando del verano.

La Horchata de chufa tiene sabor distinto y no tiene nada que ver con la Horchata de arroz que se encuentra en los países de Hispano América.
 
Historia :
El fruto seco que se llama «chufa» tiene su origen en el antiguo Egipto. Es una de las primeras cosechas domesticadas por los hombres. De hecho, los arqueólogos encontraban jarrones de chufa en las tumbas de los faraones. La chufa era muy usada en tierra de Egipto y Sudán. Los árabes introdujeron este tubérculo vegetal llamado chufa en tierra Española durante la época de los moros.
Valencia fue la más apropiada para su cultivo, y de hecho aunque se cultiva en toda España, como la Horchata Valenciana, no hay ninguna.
Es muy beneficiosa para la salud por ser altamente energética, diurética con alto contenido en hierro y su mayor mineral es el potasio. No contiene nada de sodio, y es altamente apreciada por sus minerales y vitaminas.
Quizás os gustaría saber de dónde procede el nombre de Horchata.
Pues bien, cuenta la historia que en cierta ocasión, una joven aldeana le dio a probar al Rey de Cataluña y Aragón. Complacido por su sabor, preguntó : « ¿ Qué es aixo? » y la joven respondió : « Es leche de chufa » (nombre original), a lo que el Rey rectificó diciendo : « ¡Aixo no es llet, aixo es OR, XATA! » (Esto no es leche, esto es oro, guapa!) La fama se fue extendiendo por todo el país, y quedó traducido al Castellano como Horchata de Chufa. El hecho de palabras traducidas, traen consecuencias así. Por ejemplo, el « all i oli », en Castellano lo llaman «alyoli» y dicen que proceden de los moros. ¡Y un churro! Lo que pasa es que como no entienden Catalán, les suena árabe o algo así, pero su nombre auténtico es «ajo y aceite», es decir «all i oli» en catalán (separado ).
Imagino un poco la época. Si el Rey hubiera dicho que eso no era leche sino oro, exclamando al tiempo Xata (como guapa o algo así), se iría proclamando que el Rey había dicho que no era leche, si no «orchata.» Lo de la H para empezar, sería porque quedaría mejor.
 
Los ingredientes :
l kg de chufas.
1 kg de azucar.
5 litros de agua.
canela de rama.
Preparación :
1. Lavar bien las chufas en varias aguas.
2. Cuando estén completamente limpias, dejarlas en remojo en abundante agua fría durante un período de 12 a 14 horas.
3. Pasado ese tiempo, volver a lavarlas bien, cambiando el agua hasta que salga completamente clara y escurrir las chufas.
4. Machacarlas en el mortero adecuado, ir echando un poco de agua al picarlas para que no suelten aceite (o pasarlas por la trituradora).
5. Añadir a la pasta que hemos hecho antes, el agua y un trozo de canela en rama, dejar reposar unas dos horas en lugar fresco.
6. Incorporar el azúcar, removiendo bien para que se disuelva completamente.
7. Seguidamente, pasarlo por un colador metálico y después por un lienzo fino previamente humedecido con agua, colocado sobre el colador.
8. Se obtiene así un líquido lechoso que se pone en la nevera para servirlo bien frío.
9. La horchata de chufas también se puede servir granizada helándola coma haríamos con un mantecado, teniendo la precaución de remover de vez en cuando para romper los cristales que se forman hasta lograr el granulado deseado.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 73 times, 1 visits today)