Me encanta la pasta y como más me gusta es con mariscos de Galicia porque le aportan aromas e intensos sabores del mar de mi tierra que tanto quiero, ese mar sereno y embravecido que nos aporta por estas bellas y encantadoras tierras de España unas condiciones naturales idóneas para que podamos disfrutar de unos productos excelentes que son muy apreciados por el consumidor.
En la Plaza de Lugo en A Coruña también pude conseguir unos exquisitos espárragos silvestres y una variedad de guindilla roja deliciosa que curiosamente tiene un toque picante muy suave compañeros. Por otro lado, esta variedad de tomates de ramillete es muy sabrosa dado que tienen un sabor muy equilibrado entre acidez y dulzor. En definitiva compañeros, las circunstancias eran muy favorables para que pudiera cocinar y poner en escena este plato exquisito y es un placer para mí poder compartirlo virtualmente con vosotros.

Ingredientes:

500 gramos de berberechos de Galicia.
500 gramos de mejillones de Galicia.
600 gramos de gambones.
Tomates de ramillete a nuestro gusto.
300 gramos de espárragos silvestres.
1 o 2 guindillas que no sean excesivamente picantes.
1 ramita de romero o tomillo.
2 dientes de ajo.
500 gramos de tallarines.
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Agua para cocer la pasta.
Sal.

Preparación:

1º.- Limpiamos los langostinos, reservamos las cabezas y las salteamos ligeramente con un poquito de AOVE y una pizca de sal durante unos minutos. Colamos el caldo y reservamos.
2º.- Abrimos los berberechos y los mejillones al vapor por separado, colamos sus aguas y reservamos.
3º.- Lavamos muy bien en agua fría los tomates y los espárragos desechando las partes leñosas, los secamos con papel absorbente de cocina y reservamos.
4º.- Ya tenemos todos nuestros ingredientes preparados para comenzar la fiesta marinera en la cazuela.
5º.- Machacamos los dos dientes de ajo con una prensa de ajos, cortamos las guindillas en rodajas a nuestro gusto y reservamos.
6º.- Añadimos tres cucharadas de AOVE a la cazuela y comenzamos a pochar a fuego lento los ajos y las guindillas.
7º.- Transcurridos unos segundos incorporamos los tomates de ramillete y salteamos nuestros ingredientes con una pizca de sal durante un par de minutos a fuego medio.
 8º.- Salteamos ligeramente los espárragos silvestres con un poquito de sal y una gotitas de AOVE hasta que estén al dente.
9º.- Incorporamos los berberechos fuera de sus valvas reservando algunos para decorar, añadimos los mejillones retirándoles una de sus valvas, añadimos un poquito de cada caldo (berberechos, mejillones y gambones), un poquito de romero o tomillo y salteamos durante un minuto nada más.
10º.- Incorporamos los gambones, unos tomates enteros de ramillete y mantenemos a fuego medio nuestros ingredientes durante un minuto más rectificando el punto de sal si fuera necesario, que no lo será en general.
11º.- Cocemos los tallarines en agua hirviendo con un poquito de sal según las instrucciones del fabricante hasta que estén al dente, escurrimos muy bien la pasta, la incorporamos sobre nuestros sabrosos ingredientes con los espárragos silvestres y removemos con cuidado.
12º.- Para finalizar comenzamos a emplatar para que nuestros comensales puedan disfrutar de un plato con sabores y aromas del Atlántico que está de rechupete.

¡Qué rica es la pasta con mariscos compañeros!, os invito a comprobarlo con productos de mi querida tierra gallega; ¿por qué será ?.

¡Qué plato más rico amigos!, está tan bueno que si os animáis a cocinarlo con cariño os apetecerá cantar una canción napolitana como en estos precisos momentos me está apeteciendo a mí.
Print Friendly, PDF & Email
(Visited 105 times, 1 visits today)