A estas alturas del camino he cocinado varios platos con Lactarius sanguifluus y puedo confirmar que es una seta que nos aporta una textura carnosa, rico sabor y nos facilita cocinar con unos resultados muy buenos.

Comparto con vosotros el tenor literal del comentario que aporté en Facebook sobre las «Reflexiones otoñales 2015» de una apreciada compañera bloguera gastronómica:

» Te felicito Conchi CocinandoSetas, has compartido en esta Aldea Global una entrada emotiva y estupenda, te felicito porque como muchas ciudadanas y ciudadanos de este país yo pienso y siento como realmente lo has expresado tú con meridiana claridad en este post. Nunca podremos disfrutar de los frutos que nos ofrecen cada año nuestros otoños generosos si nuestras Administraciones Públicas no se conciencian de una puñetera vez sobre la importancia vital que tienen el mantenimiento de nuestros bosques y montes y la prevención de incendios forestales en Galicia.

Esta es la que un servidor denominaría «historia interminable», una historia triste de color gris y aromas y sabores a ceniza que son causa año tras año – este año 2015 un año más- de la más absoluta falta de empatía, no sólo de nuestros representantes políticos sino también de nuestros ciudadanos.

Simplemente viajando por España uno observa con admiración y a un mismo tiempo con sana envidia y con tristeza  como gallego – comparándolos con la masa forestal de nuestra querida Galicia- como están cuidados los montes en Asturias, Cantabria, Extremadura o en la preciosa y singular Isla de la Gomera por ejemplo para darse uno cuenta de que Galicia se desangra y sus continuas hemorragias son consentidas y forman parte un año más del olvido por parte de sus propios hijos.

Siguiendo con mi iniciativa de compartir con vosotros modelos de buenas prácticas, hoy os invito a leer con detenimiento, sin prisa alguna y reflexión personal este ilustrativo post que es rico en valores humanos y os invito una vez más a visitar el blog de mi compañera bloguera Conchi Zúñiga.
‪#‎setas‬ ‪#‎montes‬ ‪#‎bosques‬ ‪#‎ganaderíasostenible‬ ‪#‎Galicia‬ ‪#‎Galiciacalidade‬ ‪#‎Concellos‬ ‪#‎AdministracionesPúblicas‬ ‪#‎Gobierno‬ ‪#‎Ourense‬

Fuente consultada: «Reflexiones otoñales 2015«

Todos sin excepción alguna tenemos una gran responsabilidad social en el cuidado, mantenimiento y conservación de nuestro entorno medioambiental más próximo, no sólo basta con sentirlo sino que ha llegado el momento de exteriorizar públicamente lo que sentimos socialmente porque nos jugamos el futuro de una gran diversidad forestal que es sustento de muchas especies animales y vegetales en nuestra Comunidad Autónoma.

Fuente consultada:

Galicia Única

Tal vez esta impactante fotografía nos anime a TODOS sin excepción alguna a reflexionar sobre la generosidad de nuestra naturaleza y asimismo a no olvidarnos NUNCA de que su generosidad para goce y disfrute de nosotros los mortales no está exenta de  límites en cuanto a sus múltiples y variados recursos naturales.

CARNOTA¡Qué enorme tristeza siente uno como gallego y como español al pensar y recordar (2013) que unos días antes de este atentado ecológico hubiéramos estado disfrutando de la naturaleza por esta preciosa zona de Galicia con nuestros amigos!.

Si os parece bien amigos, vamos con la receta porque de lo contario se me va a partir el corazón de tristeza aderezada de recuerdos a fuego,  a destrucción de recursos naturales limitados y a ceniza.

Con este guiso rico de jarrete de Ternera gallega que hoy os presento, le doy la bienvenida a un nuevo y generoso otoño 2015 y os animo a introducir las setas como ingredientes que aportarán valor añadido y realzarán el sabor de muchos de vuestros platos.

IMG_7785Ingredientes:

800 gramos de jarrete de Ternera gallega.

3 patatas de Coristanco (A Coruña).

350 gramos de Lactarius Sanguifluus limpios.

1 cebolla roja.

2 dientes de ajo rojo.

1/4 de pimiento rojo.

15 Piparras.

1 cucharada de pulpa de pimientos choriceros.

1/4 de vaso de vino de Rueda Solera.

A.O.V.E Gotas de Abril Gourmet.

Pimienta negra recién molida.

Sal.

Caldo de carne: 1 hueso de rodilla y un hueso de caña de Ternera gallega, 1 puerro, 2 zanahorias y 1 cebolleta y agua.

20150928_130234

Lactarius sanguifluus

IMG_7780

El otoño comienza este año 2015 a pesar de la escasez de lluvias a ofrecernos sus frutos.

IMG_7782

Lactarius sanguifluus limpios y troceados para cocinar.

IMG_7786

Jarrete de Ternera Gallega.

Preparación: Comenzamos machacando un par de ajos rojos con el cuchillo cebollero y los doramos a fuego lento en el aceite. Retiramos los ajos y los reservamos. Salpimentamos generosamente la carne con pimienta negra recién molida y sal fina y la sellamos a fuego fuerte en el aceite. Picamos la cebolla y el pimiento rojo en brunoise y los pochamos a fuego lento durante unos minutos. Incorporamos los ajos doraditos y continuamos pochando un par de minutos más. Cortamos las piparras en trozos no demasiado pequeños y las salteamos con nuestros ingredientes un par de minutos nada más. Incorporamos la pulpa de los pimientos choriceros y sofreímos durante 3 minutos. Introducimos la carne y la rehogamos durante un par de minutos con las hortalizas. Rociamos generosamente con Vino de Rueda Solera y lo reducimos a fuego fuerte hasa consumir el alcohol de este generoso vino oloroso. Posteriormente añadimos las patatas de Coristanco que hemos cortado como si fuéramos a cocinar un guiso de carne o un marmitako de bonito y las rehogamos con todos los ingredientes cubriéndolas con el caldo de carne. Esta opción tiene el riesgo evidente de que las patatas se nos pueden cocer antes que la carne si ésta no es demasiado tierna. Yo os recomiendo cocer antes la carne hasta que esté bastante tierna y a continuación introducir las patatas que se cocerán entre 20 y 25 minutos.

En otra cazuela saltearemos las setas con un diente de ajo previamente machacado sin sal alguna y observaremos como los Lactarius sanguifluus desprenden un jugo de color rojizo que verteremos sobre el guiso reservando las setas para incorporarlas  en los últimos 10 minutos corrigiendo el punto de sal a nuestro gusto.

El punto de cocción de la carne dependerá de varios factores siendo el principal su calidad pero a veces a pesar de ser carnes de excelente calidad no han permanecido el tiempo suficiente en cámara y pueden tardar bastante más tiempo en cocer, no olvidaros de esta aclaración. Iremos comprobando la textura de la carne y el sabor y espesor de la salsa y decidiremos entonces cuando incorporaremos las ricas patatas al guiso.

Para finalizar, cortaremos el jarrete en secciones según el número de comensales y dejaremos reposando el guiso durante 7 minutos para comenzar a degustarlo.

Este es un plato que está de rechupete, «de muerte relenta», no lo digo de coña, créanme vuestra mercedes.

IMG_7787

Comenzamos machacando un par de ajos rojos con el cuchillo cebollero y los doramos a fuego lento en el aceite. Retiramos los ajos y los reservamos.

IMG_7788

Salpimentamos generosamente la carne con pimienta negra recién molida y sal fina y la sellamos a fuego fuerte en el aceite.

IMG_7789

IMG_7790

IMG_7791

Picamos la cebolla y el pimiento rojo en brunoise y los pochamos a fuego lento durante unos minutos.

IMG_7792

IMG_7793

Incorporamos los ajos doraditos y continuamos pochando un par de minutos más.

IMG_7794

Cortamos las piparras en trozos no demasiado pequeños y las salteamos con nuestros ingredientes un par de minutos nada más.

IMG_7795

Incorporamos la pulpa de pimientos choriceros y sofreímos durante 3 minutos. Introducimos la carne y la rehogamos durante un par de minutos con las hortalizas.

IMG_7796

Incorporamos la pulpa de pimientos choriceros y sofreímos durante 3 minutos. Introducimos la carne y la rehogamos durante un par de minutos con las hortalizas.

IMG_7798

Rociamos generosamente con Vino de Rueda Solera y lo reducimos a fuego fuerte hasa consumir el alcohol de este generoso vino oloroso.

IMG_7799

Posteriormente añadimos las patatas de Coristanco que hemos cortado como si fuéramos a cocinar un guiso o un marmitako de bonito y las rehogamos con todos los ingredientes cubriéndolas con el caldo de carne. Esta opción tiene el riesgo evidente de que las patatas se nos pueden cocer antes que la carne si ésta no es demasiado tierna. Yo os recomiendo cocer antes la carne hasta que esté bastante tierna y a continuación introducir las patatas que se cocerán entre 20 y 25 minutos.

IMG_7800

En otra cazuela saltearemos las setas con un diente de ajo previamente machacado sin sal alguna y observaremos como los Lactarius sanguifluus desprenden un jugo de color rojizo que verteremos sobre el guiso reservando las setas para incorporarlas al guiso en los últimos 10 minutos corrigiendo el punto de sal a nuestro gusto.

IMG_7801

IMG_7802

IMG_7803

IMG_7804

Posteriormente añadimos las patatas de Coristanco que hemos cortado como si fuéramos a cocinar un guiso o un marmitako de bonito y las rehogamos con todos los ingredientes cubriéndolas con el caldo de carne. Esta opción tiene el riesgo evidente de que las patatas se nos pueden cocer antes que la carne si ésta no es demasiado tierna. Yo os recomiendo cocer antes la carne hasta que esté bastante tierna y a continuación introducir las patatas que se cocerán entre 20 y 25 minutos.

IMG_7805

IMG_7807

El punto de cocción de la carne dependerá de varios factores siendo el principal su calidad pero a veces a pesar de ser carnes de excelente calidad no han permanecido el tiempo suficiente en cámara y pueden tardar bastante más tiempo en cocer, no olvidaros de esta aclaración. Iremos comprobando la textura de la carne y el sabor y espesor de la salsa y decidiremos entonces cuando incorporaremos las ricas patatas al guiso.

IMG_7822

IMG_7824

Para finalizar, cortaremos el jarrete en secciones según el número de comensales y dejaremos reposando el guiso durante 7 minutos para comenzar a degustarlo.

IMG_7825

IMG_7826

IMG_7830

IMG_7831

Este es un plato que está de rechupete, «de muerte relenta», no lo digo de coña, créanme vuestra mercedes.

IMG_7832Han bajado bastante las temperaturas estos días en A Coruña así que este rico guiso es una opción excelente para compartir en familia o entre buenos amigos para darle un año más la bienvenida a un nuevo y generoso otoño.

Os deseo un feliz fin de semana otoñal.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 329 times, 1 visits today)