No ha sido fácil conseguir el primer bonito de la temporada para cocinar un marmitako para mis amigos y compañeros de Txoko. Afortunadamente, Juan -pescadero de la Plaza de Lugo- ha logrado conseguir un excelente ejemplar de bonito de Burela de 8 kilos el pasado viernes por la mañana.

Este plato marinero es exquisito y cada año suelo cocinarlo para familiares y amigos en varias ocasiones. Este año, el bonito se ha retrasado en aparecer en la escena gastronómica de nuestros mercados y cocinas pero confío en que haya fortuna y os animéis a cocinarlo con cariño sin pasarlo de punto de cocción, circunstancia que es muy frecuente por desgracia en muchas cocinas.

En estas fuentes podéis encontrar algunas recetas  de ventresca de bonito y de marmitako de bonito con algunas pequeñas variaciones: Ventresca de bonito y Marmitako de bonito.

IMG_20160619_111731

Ingredientes:

1 ventresca de bonito de 1 kg.
1,5 cebolletas.
1 pimiento verde.
1 kg de salsa de tomate natural.
Aceite de oliva virgen extra (A.O.V.E).
2 cucharadas de Vino de Rueda Solera.
sal fina.
perejil picado.

Preparación:

Lavamos y limpiamos muy bien la ventresca para obtener las partes más finas y delicadas de la misma según podéis observar en las fotografías inferiores. Me ha sorprendido –como comenta el maestro Arzak– el porcentaje de ventresca que desperdiciamos en las mencionadas tareas. Es imprescindible disponer de un cuchillo de cocina muy bien afilado para realizar los cortes con precisión y no estropear la ventresca.

Cortamos en pedazos la ventresca, salamos con un poquito de sal fina y reservamos. Debemos asegurarnos de que no queda ni una sola espina en cada una de las porciones antes de introducirlas en la sabrosa salsa de tomate.

Picamos en brunoise la cebolleta, dos dientes de ajo morado y un pimiento verde y reservamos.

Comenzamos pochando a fuego lento la cebolleta con una pizca de sal y cuando comience a mostrar un aspecto brillante (5 minutos en vitro al número 4-5) añadimos los ajos picaditos y removemos durante unos minutos más. Seguidamente añadimos el pimiento verde -italiano en esta ocasión- y continuamos pochando durante 5 minutos más.

Añadimos el Vino de Rueda Solera, subimos la temperatura del fuego -7 en vitro- hasta consumir el alcohol del vino y seguidamente añadimos la salsa de tomate casero. Afortunadamente en  esta ocasión, mi querida suegra Ángeles ya había cocinado una rica salsa de tomate que tenía congelada así que me vino de perlas este regalo para un plato sencillo de cocinar pero al mismo tiempo exquisito.

Mezclamos nuestros ingredientes y comenzamos a reducir la salsa de tomate durante unos minutos. Rectificamos el punto de sal y de acidez de la salsa si fuera necesario añadiendo un poquito de azúcar Panela. Cuando obtengamos la textura deseada, distribuimos los pedazos de la ventresca situando las partes de menos grosor en la parte exterior de nuestra cacerola baja BRAINFINITY y las más gruesas hacia el centro.

Cuando hayan transcurrido 1,5 minutos de cocción a fuego lento -2 o 3 en vitro-, voltearemos cada pedazo de ventresca, rociaremos con perejil picadito y apagaremos el fuego de la vitro AMC. Transcurrido 1 minuto más comenzamos a servir a nuestros comensales un plato delicioso dado que con el calor residual de la cacerola la ventresca estará de rechupete.

IMG_20160619_111838

Lavamos y limpiamos muy bien la ventresca para obtener las partes más finas y delicadas de la misma según podéis observar en las fotografías inferiores. Me ha sorprendido como comenta el maestro Arzak, el porcentaje de ventresca que desperdiciamos en las mencionadas tareas.

IMG_20160619_112020

Es imprescindible disponer de un cuchillo de cocina muy bien afilado para realizar los cortes con precisión y no estropear la ventresca.

IMG_20160619_113000

Cortamos en pedazos la ventresca, salamos con un poquito de sal fina y reservamos. Debemos asegurarnos que no queda ni una sola espina en cada una de las porciones antes de introducirlas en la sabrosa salsa de tomate.

IMG_20160619_113353

IMG_20160619_114428

IMG_20160619_114434

IMG_20160619_134620

Picamos en brunoise la cebolleta, dos dientes de ajo morado y un pimiento verde y reservamos. Comenzamos pochando a fuego lento la cebolleta con una pizca de sal y cuando comience a mostrar un aspecto brillante (5 minutos en vitro al número 4-5).

IMG_20160619_135236

Añadimos los ajos picaditos y removemos durante unos minutos más.

IMG_20160619_135903

Seguidamente añadimos el pimiento verde -italiano en esta ocasión- y continuamos pochando durante 5 minutos más. Añadimos el Vino de Rueda Solera, subimos la temperatura del fuego -7 en vitro- hasta consumir el alcohol del vino y seguidamente añadimos la salsa de tomate casero. Afortunadamente en esta ocasión, mi querida suegra Ángeles ya había cocinado una rica salsa de tomate que tenía congelada así que me vino de perlas este regalo para un plato sencillo de cocinar pero al mismo tiempo exquisito.

IMG_20160619_140522

Mezclamos nuestros ingredientes y comenzamos a reducir la salsa de tomate durante unos minutos. Rectificamos el punto de sal y de acidez de la salsa si fuera necesario añadiendo un poquito de azúcar Panela. Cuando obtengamos la textura deseada, distribuimos los pedazos de la ventresca situando las partes de menos grosor en la parte exterior de nuestra cacerola baja BRAINFINITY y las más gruesas hacia el centro.

IMG_20160619_140532

IMG_20160619_141237

Estoy encantado con esta vitrocerámica portátil de AMC.

IMG_20160619_144135

La anécdota es que tenía el perejil a mi lado cubierto y me olvidé de incorporarlo a la cazuela. Ironías y paradojas de las tareas de un bloguero cocinero.

IMG_20160619_152912

Cuando hayan transcurrido 1,5 minutos de cocción a fuego lento -2 o 3 en vitro-, voltearemos cada pedazo de ventresca, rociaremos con perejil picadito y apagaremos el fuego de la vitro AMC. Transcurrido 1 minuto más comenzamos a servir a nuestros comensales un plato delicioso dado que con el calor residual de la cacerola la ventresca estará de rechupete.

IMG_20160619_153048

IMG_20160619_153127

IMG_20160619_153132

IMG_20160619_153319

Transcurrido 1 minuto más comenzamos a server a nuestros comensales un plato delicioso dado que con el calor residual de la cacerola la ventresca estará de rechupete.

 

IMG_20160619_161042

Muchas gracias Violeta y Javier por esta deliciosa Larperia de San Xoán. ¡Qué postre más rico!.

IMG_20160619_161102

IMG_20160617_144056

Esta receta de ventresca de bonito de Burela con tomate se la dedico a mis amigos y compañeros de Txoko donde el pasado viernes pude cocinar un excelente bonito de Burela de 8 kilos y 2 kilos de exquisitas «Antxoas con aromas, sabores y añoranzas de Bilbao» como entrante para 13 comensales.

Para recordar este feliz encuentro, comparto con vosotros las fotografías principales del paso a paso de una receta que ya conocéis y a la que podéis acceder en este blog de amateur gastronómico.

Fuentes: Recetas de Marmitako de bonito.

IMG_20160617_150741

IMG_20160617_150804

IMG_20160617_151043

IMG_20160617_151428

IMG_20160617_151436

IMG_20160617_152044

IMG_20160617_152050

IMG_20160617_152135

IMG_20160617_153155

IMG_20160617_155543

IMG_20160617_160022

I Marmitako de bonito de Burela en esta temporada 2016.

IMG_20160617_162501

IMG_20160617_162518

IMG_20160617_150731

Dos kilos de «Antxoas con aromas, sabores y añoranzas de Bilbao» que degustamos como entrante a modo de «picoteo» antes de disfrutar del Marmitako de bonito.

Queridos amigos y compañeros brindo una vez más por vuestra salud y felicidad. Siento que varios amigos y compañeros no hayan podido asistir a esta comida por diversas causas familiares y profesionales de última hora pero así es la vida.

Hemos cocinado y degustado el primer bonito de la temporada, la verdad es que apenas había bonito en las plazas de abastos y ha comenzado a aparecer en escena en Burela. Muchas gracias Juan por conseguir este excelente ejemplar el pasado viernes por la mañana, el mismo día de la comida. Esta grata circunstancia me invita a reflexionar que mañana comenzará el verano y que la vida hay que vivirla, disfrutarla y compartirla día a día.

 
Fuentes consultada: La ventresca de bonito (Los secretos de Arzak). y Ventresca de bonito con tomate (Martin Berasategi y David de Jorge).

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 80 times, 1 visits today)